Es difícil ayudar en tales casos porque los enfermos confían solo en los médicos y muy poco en Mí para que Yo les ayude. Por eso, haced lo vuestro, y Yo haré lo Mío, ya sea aquí o en Mi Reino.

29 de agosto de 1840

0 A Andreas H, que quiere saber sobre si se puede ayudar a una persona enferma y qué habría de hacerse.

1 ¡Si bien la pregunta viene de un buen corazón, pero también de uno débil porque no se da cuenta que Yo puedo y quiero ayudar todo el tiempo, siempre y cuando esta ayuda sirva para la vida eterna!

2 Cuánto más rápido Yo ayudaré si estoy presionado amorosamente por una voluntad firme de algún hombre piadoso. - ¡Pero primero tenéis que hacer lo vuestro, y después Yo haré también lo Mío que será lo correcto para la vida eterna!

3 Aquella persona está siendo torturada por un mal triple. - El primer mal es una excreción del sistema nervioso (o escrófula oculta). El segundo es gota pura. Y el tercero es una así denominada gripe que se ha refugiado en la zona del pecho (catarro generalizado). - Si se ayuda contra uno de esos tres males, entonces los otros dos empeorarán. Y habría que ayudarse a tres señores, lo que es muy duro, es más, es casi imposible. - Si anteriormente no se hubieran hechos baños como es la costumbre, entonces hubiera sido lo mejor usar una cataplasma general junto a leche, pan de trigo y dieta de agua; y durante las noches un poco de infusión de tilo con miel fresca. Pero ahora esto no va a ayudar mucho, aunque tampoco hará daño.

4 Es difícil ayudar en tales casos porque los enfermos confían solo en los médicos y muy poco en Mí para que Yo les ayude. - Por eso, haced lo vuestro, y Yo haré lo Mío, ya sea aquí o en Mi Reino. Porque Yo soy siempre, y en todo lugar, un Señor de la vida y de la muerte. - Amén.

Fuente: dadi01.115c