Y aquél que abandona voluntaria y completamente el territorio malvado justo en el tiempo de la liberación, que consiste en este corto tiempo de vida sobre la tierra, y viene a Mí para hacer una vivienda en Mi Territorio es aquél a quien Yo recibiré.

1 de febrero de 1841

1 ¡Unas palabras complementarias para el mensaje titulado "estar poseído"! - ¡Sin bien Yo te revelaré aquí cosas estremecedoras para la humanidad, piensa que soy Yo Aquel a Quien todas las cosas son posibles!

2 Si en algún lugar en un hombre, que de por sí es piadoso y virtuoso, se observan seres malvados y extraños, ya sea a través de los gestos ( de esos que se reconocen inmediatamente) o también, en casos especiales, a través de voces extrañas que vociferan reconociblemente todo tipo de palabras de desprecio y burla, y en donde el pobre hombre poseido es martirizado, golpeado y arrojado de un lado al otro , entonces este fenómeno tiene una causa triple.

3 Si alguien pregunta: ¿Cómo es posible que un hombre inocente pueda llegar hasta tal martirio, y porqué y cuándo? - piensa aquí primero en lo siguiente:

4 Cuando durante la cacería se ha matado a un venado o a un animal salvaje, entonces ya no se cazará más al mismo, sino que la caza es llevada a casa como la presa. Pero cuando el animal salvaje es aun husmeado por los perros en el bosque, mira, aquí ellos no darán descanso al animal salvaje y lo perseguirán contínuamente para conducirlo hacia el frente de las armas mortales del cazador y para así después poder lamer la sangre fresca. - Y entonces en tercer lugar cada cazador organiza su tiempo y observa la madurez del animal salvaje y lo protege con cuidado y evita que el ladrido de los perros espanten a los animales en la floresta. Pero el venado es inocente porque no tiene la capacidad del darse cuenta de la astucia del cazador. Y a menudo sucede que un venado es torpe y se queda como inmovilizado en los oscuros territorios de la muerte dejándose cazar por los perros y matar por el cazador.

5 Mirad aquí la imagen - y sabed que el príncipe de la oscuridad está constantemente a la caza de todos los hombres que los considera como los animales salvajes que pertenecen a su gran territorio. Y si él, anteriormente, tan solo fue un cazador saqueador, ahora se ha autonombrado por un corto tiempo como el dueño del bosque y por eso ha aprendido a cuidar de sus venados durante un determinado tiempo porque nuevamente saldrá a una gran batida para retornar a casa con sus bolsas llenas de presas.

6 Tales "tiempos de caza" son preferiblemente aquellos entretenimientos públicos, guerras, contiendas, fornicación y cosas similares. Y allí los bailarines, guerreros, envidiosos, fornicadores y etc. no son nada más que azuzados "animales de caza". - ¡Bien por aquellos que, anunciados por la corazonada o Mi Voz que llama de lejos y avisados sobre lo que va a venir muy pronto en el bosque de Satanás, se refugian a tiempo en Mi Territorio antes de inicio de la cacería! - ¡Ay de los azuzados, en verdad digo Yo, si han caído como presa, que permaezcan así!

7 ¡Ay de los músicos que diligentemente tocan día y noche los cuernos de caza de Satanás para adormecer al animal salvaje y para perseguirlo dirigiéndolo hacia la garganta de fuego mortal del príncipe de todos los diablos! ¡Mirad, vosotros siervos de Satanás, que echáis el lenguaje del cielo en las trompetas de la muerte, vuestro sueldo será grande en el reino de aquél a quien servís fielmente!

8 Escucha tú, Mi siervo, aquellos no pueden ser poseídos ya que pertenecen de por sí al séquito de caza de Satanás. Oh, no dudes que esto es así porque la música de baile es una voz fina engañosa de Satanás y se asemeja al canto de las sirenas sobre quienes hablaban ya sabiamente los hombres de la antigüedad. Pero aquél que lleva tal voz no es ya más ningún poseído sino uno que caza y posee por sí mismo.

9 !Ay de vosotros maestros de baile y bailarines, anfitriones y maestresalas de fiestas, también pertenecéis, al igual que los músicos, al séquito de caza de Satanás y vosotros mismos sois diablos útiles para disparar y azuzar! ¡Para vosotros no necesito decir cual será vuestro salario en el futuro porque aquél a quien estáis a su servicio ya os tiene preparado vuestro salario de todas maneras! ¡Sois siervos diligentes y fieles de vuestro señor; cada trabajador es digno de su sueldo! ¡Y así podéis estar completamente seguros que en el futuro, es decir pronto ya, no quedaréis cortos en el último tiempo de la gran repartición de sueldos y premios! ¡Porque en verdad esto sucederá según Mi anuncio, y que éste sea ya un aval verdadero de esa promesa!

10 Mira tú, Mi escribano, también estos no son, ni serán, poseídos, sino más bien piensa que este tipo de hombres, y ya te darás cuenta pronto, no son otra cosa que los servidores bien adiestrados de Mammon (es decir del dinero o de las riquezas). Servidores sobre cuyas frentes está tatuado con una escritura bien legible: "¡Dadnos permiso y dadnos dinero y entonces envenenaremos al mundo entero y erigiremos salas de bailes en las cuales quieran festejar los soles en el amanecer y en el atardecer y en donde las tierras jueguen como bolitas de guisantes!" ¡Oh mira, a tales planes grandiosos y maravillos tendrán que generárseles también un gran premio y salario! ¡Porque en verdad os digo que en el Cielo existe la máxima pobreza de tales espíritus que piensan a lo grande!

11 ¡Ay de vosotros alumnos de tales maestros! - En verdad Yo os digo que el príncipe de la noche eterna ha inscrito fidedignamente vuestros nombres en su gran libro de la muerte. Y el ángel de Mi Gracia los ha borrado al mismo tiempo de Mi Libro de la Vida. Y por eso en el futuro vosotros seréis atraidos hacia aquellos que dirán: "¡Señor, Señor, nosotros hemos predicado en Tu Nombre, hemos creído que Tú eres el Hijo de Dios, si bien no hemos dado ningún fruto maravilloso de la fe, pero por lo menos hemos creído y hemos sido testigos de Tu Gracia y hemos actuado en el Poder de Tu Nombre en todas nuestras acciones porque nosotros sabíamos muy bien que ni siquiera un gorrión cae del tejado sin Tu Voluntad!"

12 Pero entonces Yo seré libre y les responderé franca y secamente: "Apartaos de Mí, maldecidos y azuzados, Yo nunca os he reconocido como Mi Propiedad: ¿¡Acaso creeis que Yo soy un asaltante o ladrón y que quiero apoderarme de venados ajenos!? ¡Que esto esté lejos de Mí! ¡Regresad hacia aquél a quien pertenecéis para que recibáis vuestro premio! Porque Yo conozco a vuestro dueño, y Mi Justicia es más extensa de lo que creéis. Por eso que sea de Satanás aquello que él ha obtenido, y que sea Mío solo lo que Mi Voz ha atraído a tiempo en Mi gran territorio.

13 Que el gran príncipe de la muerte, el que se ha apoderado de vosotros, no tenga ninguna cosa contra Mí en el futuro como si Yo alguna vez hubiera sido injusto contra él. ¡Al contrario que aquí permanezcan por la eternidad los suyos con él y los Míos Conmigo - y esto de tal manera que lo suyos estén con él y junto a él y dentro de él en el juicio y en toda maldición de la tortura de fuego, así como los Míos Conmigo, junto a Mí y dentro de Mí en la máxima bienaventuranza y felicidad de la vida!"

14 Mira tú, Mi escribano, estos "alumnos" son los poseídos. Pues el que posee el territorio es también aquél que lo convierte en vivienda. - Y aquél que abandona voluntaria y completamente este territorio malvado justo en el tiempo de la liberación, que consiste en este corto tiempo de vida sobre la tierra, y viene a Mí para hacer una vivienda en Mi Territorio es aquél a quien Yo recibiré y a quien Yo haré Propiedad Mía.

15 Pero escuchad vosotros, todos los que estáis azuzados, esta es Mi Voz: ¡En verdad os digo que no seréis recibidos a Mi Territorio durante el momento de vuestra escapatoria! ¡Porque aquél que tenga escrito su nombre en el libro de la muerte por aquél Yo no pelearé más! Pues que por siempre se tenga en consideración por parte Mia el derecho del registro de propiedad.

16 Que a esta clase sean considerados también todos los comerciantes de la moda y del lujo, todos los fabricantes de las cosas horrendas de Satanás y también todos aquellos que elogian, defienden, recomiendan tales cosas e incluso las financian con "buenas" intenciones, como también todos aquellos que participan en ellas y se encuentran a gusto en ellas. Y así también ¡ay de aquellos que quisieron impedir tales cosas pero no lo hicieron debido a intereses pasajeros! Que todos estos nunca sean de Mi Propiedad, como tampoco los que no creen en estas Palabras que anuncian que ellos pueden ser salvados.

17 ¡Oh, no dudes tú, Mi escribano! ¡Es así! Y en el futuro vendrán muchos a Mi Territorio y llamarán Mi Nombre sin la penitencia dentro de sus interiores. Pero en verdad Yo te digo, ellos no serán recibidos. Y mira, allí habrá mucha blasfemia y deseos de maldición y allí muchos se agarrarán a la madera de Mi bosque para destruirla por venganza. Pero nunca alcanzarán el núcleo de Mi Madera firme. Y cuando Yo inmediatamente haya limpiado los árboles de Mi bosque, mira, Yo, como un buen guardabosque repararé las ramas.

18 Y el hecho que Yo permita esto y el que Yo mismo no me inmiscuya en la propiedad ajena sucede para que, como ya se dijo, Mi enemigo no me pueda acusar de la más mínima injusticia. Por eso Yo no busco convencer a nadie, ni con obligación, ni con violencia para que venga a Mí, sino aquél que venga, que Me busque y toque en la puerta de Mi Territorio en el tiempo justo, y que lo haga gritando y con toda violencia y jalando hacia sí la puerta de Mi territorio, a éste Yo quiero abrirle la puerta y recibirle de buena manera.

19 ¡Pero el que no viene a tiempo justo y no grite y no toque violentamente y no jale hacia sí la puerta, en verdad Yo te digo, Yo no pelearé por su pertenencia contra Mi enemigo, sino lo que venga sobre Mi enemigo, también vendrá sobre su propiedad adquirida!

20 ¡Pero así como la muerte vino a través de uno y nuevamente la vida a través de Uno - así se hará el juicio al final contra aquel uno y todo será juzgado a través de este Uno! - Pero si el príncipe del mundo es juzgado por el Hijo enterno del Padre, pero también será juzgada toda su propiedad con él y en él. Pues allí donde vosotros juzgáis a un criminal, ¿acaso también no juzgais todas su víceras? ¡¿Y acaso se mantendrá con vida un miembro si es que el criminal es matado?! - ¡Mira todas estas cosas sucederán en el futuro, y por supuesto que no tardará en suceder!

21 ¡Meditad bien lo que Yo he dicho aquí! ¡Aun Yo he callado mucho, pero dejemos lo prescindible! ¡Ya vendrá un mensaje complementario¡ - Amén. ¡Esto digo Yo, el Amor eterno! Amén.

Fuente: dadi1.276
»Dadivas del Cielo«, tomo 1, Pág. 276
recibido por Jakob Lorber el 1 de febrero de 1841