¡Ocúpate solo por la formación del corazón de todos tus hijos! Para Mí, es lo único que cuenta. Todo lo demás no tiene valor para Mí. Y si tus hijos supieran más que Salomón, tus esfuerzos serían igual a los del orfebre al cual todas sus producciones se convierten en cenizas!


Vitral "La Sagrada Familia en Oración" Miraflores, Lima, Perú
Fuente: Wikimedia.org

La tarde del 18 de abril de 1841.

1 Escúchame, mi querido Andreas Willig, respecto a tu sobrino L. que está paralizado por un espíritu flemático que le impide tener un entusiasmo y voluntad activas. Por eso no será nada fácil entusiasmarlo para todo lo bueno por más medios de fuerza que se utilice, y esto permanecerá así hasta que este espíritu se haya escapado de él.

2 No hay forma de expulsar a tales espíritus con excepción de una oración constante. Pero no se trata de mantener largas horas de oraciones, sino de orar en Mi Nombre con una fe viva, firme y llena de confianza. Solo en esta oración se puede encontrar y se encontrará la segura concesión de cada petición.

3 Solo Yo puedo saber el momento en que la oración alcance la fuerza de fe necesaria. El éxito depende siempre de acuerdo a la fuerza de la fe que actua por voluntad propia. Cuanto más firme e imperturbable se vuelva esta fuerza en Mi Nombre, tanto más cerca está el éxito. Porque el éxito se basa en la entrega completa, en estar libre de dudas, en la paciencia, y en todo amor y mansedumbre.

4 Como ya se ha dicho, solo Yo sé cuando esta fuerza ha alcanzado la justa medida. Por eso que dentro de cada petición no se debe excluir a la paciencia, de modo que cualquier persona pueda probarse a sí mismo para que sepa cuán fuerte permanece en Mi Nombre.

5 Y a cada petición debe añadirse: "¡Señor, no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal!" - Lo mismo hazlo tú también, entonces ya conseguirás que tu sobrino se convierta en una persona voluntariosa y entusiasta.

6 Pero deja que él, a menudo, ore contigo y dile que también él mismo ore diligentemente y que se sobreponga. Así a él le cueste mucho esfuerzo, tanto más alegría cosechará, para sí mismo, por la victoria alcanzada en Mi Nombre. ¡Este es el mejor medio y el infaliblemente más eficaz !

7 Por cierto, cualquier medio que nazca dentro de ti y que provenga de Mi Amor, es un medio muy útil y que lleva a la meta en forma paulatina. - Los medios humillantes, es decir aquellos que despiertan la humildad en la persona, son los mejores y que sólo deben ser aplicados si es que se manifiesta un espíritu rebelde e indómito en un grado significativo. Porque los espíritus flemáticos son acompañados mayormente por espíritus algo rebeldes que les sirven de compañeros fieles. Pero como se ha dicho: ¡Una oración constante es el mejor medio contra todo mal!

8 Por cierto, Mi amado Willig, ¡ocúpate solo por la formación del corazón de todos tus hijos! Porque para Mí, es lo único que cuenta. Todo lo demás no tiene valor para Mí. Y si tus hijos supieran más que Salomón en toda su sabiduría, tus esfuerzos serían igual a los del artesano orfebre al cual todas sus producciones en oro se convierten siempre en cenizas.

9 ¡Por eso enseña a los hijos a que sean humildes y que confíen en Mi Nombre, de modo que te convertirás en un buen trabajador de Mi Viña, y estarás satisfecho con Mi Recompensa por toda la eternidad! Amén.

10 ¡Esto lo digo Yo, en cuyo Nombre está oculto todo Poder y Fuerza!

Fuente: dadi1.331
»Dadivas del Cielo«, tomo 2, Pág. 331
recibido por Jakob Lorber el 18 de abril de 1841.