Un acto de caridad agradable a Mí consiste en buscar
únicamente huérfanos pobres y necesitados y llevarlos al orfanato

Caridad cristiana. Mármol. Fuente: Wikipedia. Louvre Museum, Paris de Bertel Thorvaldsen (Danish, 1770-1840)

 

11 de Julio de 1841,  7 a.m.

00 ¡A E.H. y a A.H.W.!

01 ¿¡Queréis seguir el consejo consagrado al embuste y a la traición dado por una hermana y cuñada considerablemente débil y necia que coquetea con los siervos de Babel!? — ¡Mirad, ella empieza muy cuidadosamente a vengarse contra Mí en vosotros para sus religiosos de casta[1] que son viles y ciegos (aunque en realidad la venganza es de ellos a través de ella)!

02 ¡Pero Yo os digo, a ellos les será difícil dar coces contra el aguijón[2]! — ¡Quién intenta tentarme habrá dado pronto su último paso!

03 Pero si tu otra hermana, la que está casada, quiere realizar un acto de caridad agradable a Mí entonces que busque únicamente a huérfanos pobres y necesitados y los reciba en el orfanato. Con esto ella se preparará un tesoro para el cielo, pero en caso contrario, un tesoro para el mundo y un salario mundano que lo recibirá en el más allá.

04 Pero si algún niño regalado por Mí fuera superfluo, entonces Me lo puedo volver a llevar de regreso en cualquier momento. ¡Y así vosotros ya no tendréis necesidad de entregar a un niño a un consejo adicto al mundo y además vilmente traicionero, para que con esto vosotros, con excepción de vuestros ojos y oídos,  queráis volveros traicioneros anticipados contra Mi gracia descendida a vosotros!

05 Pero dile a tu hermana hipócrita y fornicaria con los religiosos de casta, que prefieres recibir tres niños más antes que entregar uno antes del tiempo. ¡Y que en el futuro ella se preocupe preferiblemente sólo por sí misma para que pueda liberarse de su negro espíritu estrangulador! ¡Porque esto es lo que le hace falta! No tiene que preocuparse por nada más.

06 El espíritu que la posee es el espíritu de un sacerdote de casta de Babilonia, de un discípulo de la iglesia externa, muerta, que sirve al mundo y no a Mí. ¡Ella ha estado ya loca en todas sus partes por aquella iglesia — Como ahora ella está loca en uno que quiere hacer un cielo del poder del infierno y viceversa y a Mí en el diablo de toda muerte, y a la materia muerta en un dios eterno y vivo!

07 ¡Oh, a los engañadores engañados pobres y muy ciegos y a los servidores de la tiara[3] romana! — Yo os digo: ¡Estad atentos y cuidaos de los ataques insidiosos de Satán! ¡Porque está tramando secretamente para frustrar Mi Obra!

08 ¡Conservad a vuestros niños y guiadlos hacia Mí! Entonces Yo ya, no solamente los aceptaré como huérfanos, tanto aquí como en el más allá, sino como verdaderos hijos y cuidaré de ellos por la eternidad y todo el tiempo. — En la cabeza de tus hermanas está tan solo el claustro que es ya una cárcel de la muerte, no sólo corporalmente sino mucho más en el sentido espiritual. ¡Cárcel de la cual muy poco ha surgido hacia la vida!

09 Pero en qué consideración están ante Mí aquellos mencionados “benefactores” de casta y con disfraces ya os lo he dado a conocer a través del mensaje anterior sobre las “Hermanas grises” y sabéis en que alto grado ellos me desagradan. — ¡Pero ahora yo os digo: Maldito sea aquel “benefactor” que lleva una túnica especialmente diseñada para hacerse notar altivamente como tal! ¡Quién no hace el bien desinteresadamente y completamente en secreto es un malhechor!

10 ¡Por eso mantened vuestros hijos sólo bajo vuestro techo y cuidad de ellos en Mi Nombre, para que así yo sea verdaderamente su Padre!

11 Esto os lo dice vuestro Padre que es santo, santo, santo Amén.


[1] Religiosos de Casta: Grupo de religiosos que forman una clase o raza especial entre los habitantes de un país. (Ver RAE)

[2] dar coces contra el aguijón, fig., resistirse obstinadamente a una fuerza superior. (RAE)

[3] tiara: Dignidad de Sumo Pontífice (RAE)