¡Solo el Amor es el punto perfecto de concen-tración de todo el infinito, como también de la eternidad y de toda la profundidad y de la perfección infinita de Dios!

La tarde del 4 de diciembre de 1841

0 "Y Él les dijo: 'tengo deseos desde el corazón de comer este cordero de pascuas con vosotros antes que Yo sufra. Porque Yo os digo: Desde ahora Yo no comeré más de esto hasta que se haya cumplido en el Reino de Dios'" Lucas 22,15 y 16.

1 El hecho que aun no comprendéis tales cosas, que en verdad son fáciles, radica en que vosotros os mantenéis aun siempre más en la sabiduría de vuestro entendimiento, en vez de manteneros tan solo y únicamente en el Amor, en el que todo está unificado y por eso se vuelve sumamente fácil de encontrar - mientras que en la necia sabiduría del entendimiento todo está diseminado y separado como las estrellas en el infinito que nadie puede observarlas con su entendimiento ni saber cómo y qué son ellas y qué es lo que contienen.

2 ¡Por eso tomad vuestro refugio en el Amor, en el Amor puro, a éste manteneos! ¡Solo Él es el punto perfecto de concentración de todo el infinito, como también de la eternidad y de toda la profundidad y de la perfección infinita de Dios! ¡Si habéis cogido fuertemente al Amor, y Éste os ha cogido a vosotros, entonces podéis experimentar todo y comprender cosas de las cuales ninguna sabiduría ha podido soñar jamás!

3 Y esto es también el motivo por el cual Yo les dije a ellos: "Tengo deseos desde el corazón", o: "El Amor, Mi Amor hacia vosotros, Me obligó a compartir el Amor con vosotros aun antes que éste, Mi Amor sacara cuentas finales con el mundo y para que él devuelva lo que es Suyo con el fin de preservar lo que es vuestro que es la verdadera Vida eterna que proviene del Amor y que fue hecha a través del Mismo."

4 Y por eso también lo siguiente es uno y lo mismo: "¡Desde ahora Yo no comeré nada de esto hasta que se cumpla en el Reino de Dios!" - o dicho en cristiano, a vosotros que sois duros de oir: "Desde ahora Yo no comeré más hasta después del juicio del mundo o juicio de los príncipes del mundo a realizerse en el Reino de Dios que es el reino del Amor o del Renacimiento del Espíritu."

5 Y el verdadero cordero de pascuas es el Amor puro del corazón, un Amor que va dirigido hacia Mí, con lo cual el corazón se convertirá en una vivienda del Espíritu Santo.

6 ¡Mirad, tales cosas sencillas y fáciles de comprender son lo que dicen estos dos versículos! - Por eso no busquéis más ahora entender tales textos con el entendimiento y en el entendimiento de un espíritu mundano metálico, sino con el Amor en el Amor con el espíritu humilde de la Verdad con el cual todas las cosas os serán fáciles. ¡De otra manera Yo no podré comer con vosotros el nuevo cordero de pascuas en el Reino de la vida! - ¡Entendedlo bien! - Amén

Fuente: dadi2.004
» Dádivas del Cielo «
Tomo 2, pág. 4
Recibido por Jakob Lorber
el 04 de diciembre de 1841