¡Y es por eso precisamente que Yo te he elegido, porque no te gusta escribir, para poder llevar Mis Productos completamente puros ante el mundo!

8 de febrero de 1844

1 ¡¿Qué te preocupa que alguien, con necia recriminación, te diga esto o lo otro?! - ¡Míra hacia Mí, tu Señor, y verás claramente que todos estos argumentos apenas se refieren a ti y apenas te atañen en la mínima parte!

2 ¡Mira el capítulo 7 de Juan, vers. 1-5, allí verás con claridad cómo Me trataron incluso Mis propios hermanos más creyentes, es decir los Apóstoles, cuando a ellos no les gustó que Yo me comportara con mucha tranquilidad por un corto tiempo cuando estuve en Galilea y cuando escapé de Judea allí donde buscaban matarme!

Incredulidad de los hermanos de Jesús

Después de esto andaba Jesús en Galilea, pues no quería andar en Judea, porque los judíos intentaban matarlo. Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los Tabernáculos, y le dijeron sus hermanos:

--Sal de aquí, y vete a Judea, para que también tus discípulos vean las obras que haces, porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo.

Ni aun sus hermanos creían en él.

Juan 7:1-5 (Reina-Valera 1995)

3 ¡Fui acusado por los apóstoles, por Mis hermanos más fieles, de tibieza y dejadez a Mí labor! - ¿Acaso quieres tú estar en mejor posición que Yo? - ¡Mira, mira, cuán insensatamente estás pensando!

4 ¡Mira, si fueras uno de esos a quienes les gustan escribir, entonces nunca te hubiera elegido! Porque aquellos a quienes les gustan escribir contrabandean con gusto y venden sus propias mercancías junto a Mis Productos legítimos! - ¡Y es por eso precisamente que Yo te he elegido, porque no te gusta escribir, para poder llevar Mis Productos completamente puros ante el mundo! - ¡Pero si a pesar de esto no es reconocida en esta su pureza, entonces ay del mundo en el próximo tiempo!

5 En cada uno Yo prefiero el empeño que la tibieza. ¡Pero en tu caso tienes que tener mucha inercia al igual que el papel secante con el cual se puede filtrar y purificar un líquido turbio! Porque en tu entusiasmo podrías poner entre las Mías algunas cosas de tu propia cosecha. Pero como Yo no permito que uses tu empeño propio sino que al contrario lo tienes que hacer todo con Mi Empeño, y todo esto sin que tu libre albedrío sufra la más mínima obligación, entonces Mis Productos salen a la luz en forma pura!

6 Aquí debes encontrar con suficiencia tu excusa. ¡Y por eso nadie debe atarse a tu empeño sino solo a Mi Empeño! ¡A quien no le sea suficiente esto no le irá bien!

7 ¡Y que lo dicho quede válido para todo el tiempo y por la eternidad! - ¡Porque nadie será bienaventurado por el empeño de Mi Siervo, sino a través de Mi Empeño el cual es Mi Amor hacia todos vosotros! Amén. - ¡Entiéndelo bien!

Fuente: dadi2.250
»Dadivas del Cielo«, tomo 2, Pág. 250
recibido por Jakob Lorber el 8 de febrero de 1844