El 11 de Marzo de 1844 por la mañana

¡Sólo escribe, pues Yo ya sé cual es tu preocupación!

¡Porque la que te gusta en secreto también me gusta a Mí, ya que ella estima y ama altamente a su padre y respeta a su madre en su corazón y sus sentidos son castos y a veces ora a Mí muy cordialmente y también me ama en secreto!

Por eso dile en Mi Nombre en el día del cumpleaños de su cuerpo:

2 Yo, tu Creador, tu Padre, tu salvador, nuevo progenitor hacia la vida eterna, tu verdadero novio he ganado un amor cordial hacia ti.

¡En verdad, Yo te amo más que un millón de soles con todas sus glorias, porque tú apenas me amas un poquito!

3 ¡Si tú quisieras amarme como me amó Magdalena — en verdad me obligarías a venir donde ti en forma visible y abrazarte con todo mi ardor y llevarte sobre mis brazos durante toda tu vida terrenal hacia mi casa eterna!

4 Oh, tú, mi hijita, si supieras cuán cerca Yo estoy a ti y cuán fuertemente Yo te amo entonces no quisieras soportar ver al mundo ni siquiera un segundo más. ¡Pero Yo tengo que abstenerme para que tú quieras vivir en este mundo!

5 ¡Por eso te pido permanece fiel a Mí y dirige tu corazón cada vez más y más hacia Mí y ámame a Mí, tu Padre eterno, tu verdadero novio — y Yo quiero hacerte rica de los tesoros eternos de mi casa y quiero quitarte completamente la muerte para cuando llegue el día, en que te tomaré de la tierra, se vuelva un día de la más alta felicidad! ¡Y nunca deberás sentir ni gustar la violencia y la gran presión de la muerte en tus últimos días!

6 Pero sólo te digo y te aconsejo: ¡Investiga todos los días  tu corazón en el Amor a Mí! ¡Y si acaso, de vez en cuando dentro de él encuentras algún otro amor y atracción que no sea el Mío entonces llámame y muéstrame tu corazón! ¡Y Yo lo limpiaré inmediatamente para Mí y expulsaré fuera de ti cada avidez y atmósfera impuras!

7 ¡Nunca busques alcanzar en el mundo nada más que tan solo mi Amor y así serás feliz y bienaventurada todo el tiempo y por la eternidad!

8 ¡Tampoco cuentes los tontos años de tu cuerpo y no pienses que no tendrás más suerte cuando tengas una edad más avanzada! ¡En verdad Yo no te he creado para que te vuelvas la mártir de un hombre libidinoso — sino sólo para Mí te he creado!

9 ¡Yo no soy de los que cuentan los años — sino dirijo mis ojos sólo al corazón! ¡Si éste está limpio entonces eres para Mí eternamente joven y bella!

10 ¡Por eso nunca le creas al mundo! Porque en verdad el mundo es ahora tan malo que, en la mejor parte de él, cada aliento es una mentira y cada latido de corazón es una estafa vergonzosa. Pero lo que te digo aquí, en ello confía firmemente. ¡Porque, que pasen antes el cielo y la tierra a que se mueva siquiera una comita de lo que Yo te he dicho aquí!

11 ¡Porque sólo Yo soy eternamente el verdadero, tu Padre verdadero y tu Novio verdadero, que te ama más que un millón de soles con todas sus glorias!

12 ¡Que esta afirmación Mía verdadera y fiel sea para ti, tú mi hijita, tú mi novia, una cinta de unión viva en éste tu día! Yo, tu JESÚS, te lo doy para la eternidad a través de mi siervo. Amén, amén, amén.

Fuente: "Dádivas del Cielo", Tomo 2, pág. 253