Aclaraciones del Señor
Apocalipsis 16,12-16

    Anselmo H., amigo de Jakob Lorber, tiene un sueño en donde oye una voz »Ahora el sexto ángel está aquí« y le pregunta al Señor si su sueño tiene alguna realidad. El Señor le contesta afirmativamente Anselmo que sí, y que la Palabra que escuchó es la Voz del la Boca del Señor.

    El sexto ángel está aquí para vertir su copa y secar el gran río Eufrates.

Pregunta

    ¿Qué simboliza el sexto ángel y que significa el Eufrates?

Cita bíblica

    Apocalipsis 16,12-16 Ocultar/Mostrar texto
    12 El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; Y sus aguas se secaron para preparar el camino a los reyes del Oriente
    13 Y vi que de la boca del Dragón, de la boca de la Bestia y de la boca del falso profeta salína tres espíritus inmundos como ranas
    14 Porque son espíritus de demonios, que hacen signos, para ir a los reyes de todo el mundo, para congregarlos para la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.
    15 He aquí, yo vengo como ladrón: Bienaventurado el que vela, y guarda sus vestiduras, para que no ande desnudo, y vean sus vergüenzas.
    16 Y los congregó en el lugar que en hebreo se llama Harmagedón(1).
    (1) Nota: Harmagedón tiene referencia a la derrota del rey judío Josías en el monte de Meguidó. (Ver 2R23,29;Za12,11)

Elementos de la cita bíblica

PersonajesLugaresObjetosEventos

Sexto ángel

Reyes del oriente

Dragón / Bestia

Falso profeta

3 espíritus inmundos

Reyes del mundo

Ladrón

Rio Eufrates

Camino

Harmagedón

Copa

Contenido a vertir

Agua del Eufrates

Vestidos

Signos

Batalla del gran Día

Desnudez

Vergüenza

Explicación

    El Texto original de Apo. 16,12 dice:
      "El sexto ángel derramó su copa sobre todo el gran río (corriente) Eufrates. Sus aguas se secaron para que se preparara el camino de los reyes de la salida del sol"

    Significados

    SímbolosSignificados
    El ángel La Voluntad de Dios
    La copa La Misericordia de Dios
    Contenido vertido La Gracia de Dios
    El gran río Eufrates Lo falso y lo malo que ocasiona la ramera de Babilonia
    o el verdadero anticristo entre todos los pueblos del mundo
    Mostrar nota aclaratoria de Jesús
    Los reyes
    (del oriente)
    de la salida del sol
    Entendimiento verdadero y vivo de la Palabra
    El Dragón La ramera
    Ranas Espíritus inmundos o diablos realizados
    Batalla del gran Día Lucha a la que la ramera se alista
    Reyes del mundo La gran ramera pide ayuda a los grandes del mundo
    Signos Falsos testimonios y señales de la ramera
    Harmagedón El lugar de la noche eterna
    El gran Día El día en donde Dios derrama su Gracia

Conclusión

    La Voluntad del Señor es hacer descender su Misericordia hacia la humanidad derramando Su Gracia para que la corriente espiritual y destructiva de la mentalidad materialista (pensamiento babilónico) pueda desaparecer con la finalidad que el entendimiento vivo y verdadero de la Palabra del Señor pueda llegar a todos los pueblos de la tierra.

    Comentarios

    Lógicamente esta mentalidad contraria (la gran ramera) se opondrá y pedirá ayuda a los grandes del mundo para así lograr recuperar lo que está perdiendo debido a la Gracia que ya se está vertiendo en el mundo y secando muchas trabas (aguas desbordadas) de la mala corriente espiritual (Eufrates). El Dragón enviará a su falso profeta que croarán como tres ranas en sus pantanos durante la noche. Estas tres ranas son la humildad, renuncia total y penitencia estricta.

    ¿Porqué predican esto?

    Porque así es más fácil dominar a los pueblos que son humildes, renunciantes a todo y por lo tanto penitentes.

    ¿Cual es el alcance de esta profecía?

    Hay dos alcances:
    1. personal
      Ejemplo:
      La ramera representa a la prostituta sicológica que vende los más sagrado de nuestro espíritu e intenta dominar a todas nuestras virtudes.
    2. a nivel humanidad
      Ejemplo
      Las iglesias que venden la doctrina del Señor a los gobernates de los peublos para poder dominar

    El gran Día ha llegado ya y se expande invisible por la tierra y viene en secreto como un ladrón en la noche.

    El señor:

    »¡Bienaventurados vosotros que ya os soleáis bajos los rayos vivos del sol saliente de la Palabra del Señor! ¡Ay de aquellos que éste gran Día les encuentre sin vestidos y desnudos pues pasarán gran vergüenza!«


Fuente: "Dádivas del Cielo" Tomo 2 Pág 270