» ¡Vive moderadamente! No mezcles vino con cerveza, sino sólo bebe un buen vino, así protegerás tú carne de enfermedades y tú alma de la avidez sensual carnal. «

14 de octubre de 1850

1 ¡Mi querido amigo A. H. W.! El cumpleaños de la carne, así como lo celebraste ayer, tiene valor sólo para aquel hombre que lo cumple realmente. Cada uno de los siguientes 365 días tan sólo representan un recuerdo y tan sólo tienen un valor como tal, siempre y cuando, el hombre se acuerde de su nacimiento con un agradecimiento hacia Mí en su corazón y se haga el propósito firme en Mi Nombre de organizar su vida futura cada vez más de acuerdo a Mi Voluntad y Mi Orden y Me pida constantemente por fuerza y ayuda, dos elementos de los que yo nunca privaré a nadie que venga a Mí con tan sólo un poco de seriedad en su vida.

2 Aquel que celebra recordando el día de su nacimiento terrenal, hace bien y tal día permanece ante Mi Rostro también con un valor real. Todo lo demás, como: los deseos de suerte, presentes y cosas similares no tienen ningún valor ante Mí; Incluso estos, a veces, son contrarios a Mi complacencia, en especial en aquellos hombres que le dan demasiado valor y que durante tales días se consideran más y mejores que los otros.

3 Ahora, Mi amigo, lo último no es tu caso. Y Me agrada que no des más importancia al día de tú cumpleaños que el hecho de haber cumplido un año más.

4 ¡Por supuesto que Me sería mucho más agradable, si tú también cumplieras ya, por completo, un día de nacimiento espiritual! - Pero aún hay un poco de problemas contigo. - Si en el mundo no hubieran muchachas bonitas, ya hubieras cumplido hace mucho tiempo el día completo de tú nacimiento espiritual; pero debido a las hijas bonitas de Eva aún estás en la mitad del camino.

5 Por eso, ya que no tienes ningún día completo, sino tan sólo la mitad del día espiritual de nacimiento, te felicito también por esta mitad; mitad que por lo menos es algo. Porque también la mitad de lo espiritual es mejor que miles de lo terrenal.

6 ¡Por eso ahora procura completar pronto el día de nacimiento espiritual! Él te dará todo lo que anhela la mejor parte de tú alma.

7 Mira, ya vendrán tiempos en los que abundarán grandes necesidades y tribulaciones, y vendrán guerras, hambruna y pestes. Pero los que se mantegan Conmigo y a los que Yo llamo Míos no tienen nada que temer de todo esto. Porque allí donde reina Mi Bendición, la rabia del infierno no puede desparramar la semilla de la pestilencia de todo tipo y no pueden corromper nunca más con su veneno a los arbolitos que Yo he sembrado.

8 ¡Pero los árboles del mundo y todas sus instalaciones que el mundo ha puesto hasta ahora con el afán de tener una supuesta paz y despreocupación, sufrirán pronto un terrible naufragio. Los señores de la tierra deberán reconocer que Yo soy todavía siempre el Señor y pondré fin a todas sus malvadas actividades!

9 ¡Entiende esto! ¡Pero no tengas miedo por eso! Porque perteneces a Mi escuela que he plantado. Y Mi Fuego sólo puede vivificarte, hacerte más y más bienaventurado y no podrá matarte como aquellos que me ponen desdeñosamente al lado, y quieren dominar ellos mismos y quieren dar leyes a Mis Hijos que ellos no han creado y no han dado vida. - ¡Ay de aquellos a quienes alcancen Mi Fuego! ¡Esto les deparará un mal tiempo!

10 ¡Ahora, que seas bendecido! - ¡Vive moderadamente! No mezcles vino con cerveza, sino sólo bebe un buen vino, así protegerás tú carne de enfermedades y tú alma de la avidez sensual carnal. Esto te lo digo Yo como Tu Amigo más grande. Amén

Fuente: “Dadivas del Cielo”,
página 435 del tomo 2
recibido por Jakob Lorber
el 14/10/1850