Esta debilidad se ha realizado en los nervios más íntimos que están conectados al alma. Estos nervios que, por decirlo así, envuelven al alma y la protegen contra las impresiones demasiadas directas que provienen del mundo exterior ...


17 de julio de 1849

0 A una pregunta de C. L.

1 El afectado sediento de vida ha sido debilitado debido su altamente exagerada escrupulosidad que está vinculada a la honra de su cargo. Esta debilidad se ha realizado en los nervios más íntimos que están conectados al alma. Estos nervios que, por decirlo así, envuelven al alma y la protegen contra las impresiones demasiadas directas que provienen del mundo exterior, no pueden ofrecerle una protección completa, sino sólo una parcial, por eso ella (el alma) es tocada muy fuertemente por el mundo exterior, de una u otra manera en cada diferente relación de vida.

2 Entonces tal contacto, que ha sido cubierto y atenuado demasiado poco por los nervios ya mencionados, vibra en el alma altamente excitable a menudo durante varios días, sí, a veces, incluso semanas o meses, y, a decir verdad, vibra de la misma forma como ha sido excitada en el inicio. Pero esta vibración coloca también a todas las otras impresiones normales, que son naturalmente más débiles y que provienen del mundo exterior, en una covibración indefinida y confusa, motivo por el cual entonces el alma es intranquilizada en cada relación de vida y relación en general que en situaciones normales están bien ordenadas. Este proceso que intranquiliza al alma sucede casi de la misma manera como cuando el ojo mira el fondo de un agua, por más cristalina que sea ésta, que cuya superficie está surcada a diestra y siniestra por todo tipo de ondas.

3 Si bien el ojo observa también aún a los objetos en el fondo, pero ya no puede determinar con seguridad qué objetos son porque sus formas reales llegan al ojo, que observa minuciosamente, con formas demasiadas desfiguradas y desgarradas debido a la voluble difracción de los rayos. A menudo una pequeña piedrita se convierte en un coloso a través de la forma convexa de la superficie del agua, a menudo una roca completa aparece como un trozo amorfo del tamaño de un puño a través de la forma cóncava de la superficie del agua.

4 Y mira, de la misma manera le sucede a cualquier alma que ha sido confundida de la manera descrita. Entonces dentro de tales vibraciones ella (el alma), de las impresiones que causa un mosquito, ve a un monstruo del tamaño de un mamut, y un elefante baja a menudo hasta el tamaño de un mosquito. Entonces tales hombres son también constantes escrupulosos. Cuando alguien le arranca un botón de su vestimenta entonces esto les parece a ellos como si un cuerpo celeste hubiera sido sacado de su órbita, mientras que el derrumbamiento completo de una casa apenas lo perciben.

5 Por eso también tal mal físico-síquico (porque es más física que síquica) puede ser curado y eliminado en primer lugar a través de un medio natural apropiado. Tales medios serían por ejemplo unas vacaciones de las tareas cotidianas de unas cinco a seis semanas, trato con hombres amenos, goce más a menudo de aire puro de la montañas, baños de agua que contienen sales ferrosas, pero no baños de azufre. También serían buenos baños en el mar. Comer y beber lo que gusta. Pero un buen vino es mejor que la cerveza y un caldo hervido mejor que el café. El café negro es el peor de todos. Así sería muy recomendable el goce de un agua alpina y pura, como en lo absoluto la estadía de algunas semanas sobre los Alpes con un par de amigos buenos y amenos.

6 Cuando de esta manera el alma alcanza nuevamente la tranquilidad natural a través del fortalecimiento de los nervios que la rodean, entonces se puede actuar en ella fácilmente a través de palabras buenas y sabias, porque ahora sería un esfuerzo casi completamente infructuoso. Pero también en lo absoluto el paciente afectado debe abstenerse en lo posible y por un buen tiempo del coito con la esposa y con cualquier mujer, entonces la sanación sucederá antes y mucho más fácilmente. También el uso del ungüento [1] de aceite y vino evangélico le prestaría buen servicio, y con eso mucho movimiento en el aire libre y puro, en especial después de una tormenta.

7 Todo esto, Mis amados amigos y hermanos, es para la comprensión, la tranquilidad y la posible observación del paciente bajo Mi Bendición y Protección. Amén. -

Fuente: dadi3.289
»Dadivas del Cielo«, tomo 3, Pág. 289
recibido por Jakob Lorber el 17 de julio de 1849