»¡Ahora permaneced aferrados muy fuertemente a Mí como también Yo os mantengo muy fuertemente unidos a Mí, para que entonces así vosotros tengáis, dentro de poco tiempo, los motivos más maravillosos para alegraros mucho de ser Mis hijos puros en un futuro mejor en esta tierra y también en la eternidad! «

11 de julio del 1848

Exhortación a velar y orar debido al gran peligro que está por venir.

1 Velad y orad, para que no caigáis en la tentación; porque Satanás anda como un león furioso y busca devorar a todos los hombres. No dejará sin intentar ningún medio para satisfacer su gran venganza porque ahora se le ha pisado la cabeza a la Hidra gobernante, es decir a sus seguidores fieles. Dividirá a los pueblos hasta que se ahorquen masivamente como ahora ya han comenzado a hacerlo; Yo digo específicamente: "comenzado" - porque todo lo que hasta ahora ha sucedido es apenas el comienzo del inicio.

2 Yo digo, no dejará sin intentar ningún medio para satisfacer su gran venganza. Cogerá a cada hombre por su lado más débil y lo ahorcará y lo pervertirá en caso que el hombre se aleje de Mí en su corazón, incluso apenas un minuto. Por eso ahora vale con toda seriedad: - ¡Vida o muerte! ¡Porque ahora todo debe ser probado de la manera más poderosa y lo que pertenece al diablo que siga permaneciendo al diablo, y lo que es Mío, que siga siendo Mío por la eternidad!

3 Quién ahora tenga una chispa de soberbia, Satanás hará avivar la llama de esta chispa hasta convertirla en un incendio que devora montañas y convertirá a tal hombre en un Satanás. Por eso cuidaos también de la más mínima chispita de ira proveniente de la soberbia, en caso que no queráis ser del diablo; porque Satanás asecha1 y no deja sin utilizar ninguna oportunidad.

4 Por eso velad mucho y orad, para que no caigáis en la tentación de la carne; porque si alguien cae ahora está perdido sin salvación. ¡Pues tan verdaderamente como Yo soy el Señor y vuestro Dios y Padre en Jesús, el Ungido, tan verdadero también es todo lo que Yo os anuncio aquí!

5 Si alguien tiene hijas y tiene el aguijón de la carne, ¡en verdad, en verdad! - Satanás generará en él una espada ardiente de este aguijón y convertirá a los padres en hombres incestuosos (fornicadores carnales con sus parientes), y los hijos dormirán con las madres, y las hermanas no estarán seguras ante los hermanos. Y también despertará en muchos el pecado sodomítico silencioso y la zoofilia que será peor que como fue en Sodoma y Gomorra.

6 Porque ha sido golpeada la gran prostituta de Babilonia, aquella que ha fornicado en espíritu, y es por eso que la venganza de Satanás quiere que toda carne sea pervertida hasta el abismo más profundo. ¡Pero también Yo ahora he afilado Mi Espada muy cuidadosamente y lanzaré fuertemente un gran Juicio sobre las cabezas de todos los malvados!

7 Por eso evitad ahora con sumo cuidado todo lo que incita a la carne. Evitad el vino en el que vive el espíritu de la perversión. Evitad tales lugares en donde os saludan meretrices atractivas y amigables. Orad todo el tiempo y ayunad, en especial del vino y de la cerveza, y no uséis palabras impuras, sino vosotros no estaréis libres de las tentaciones de Satanás.

8 Tú, padre terrenal, Yo te digo y también lo digo para cualquiera de este tiempo, si tienes una hija entonces ámala como un Cristo, pero no como un amante vanidoso, sino serás atrapado en las redes de Satanás. ¡¿Porque si bien tu espíritu reconoce a tu hija como tu hija, de que te sirve si es que tu carne es incitada por la carne de tu hija de la misma manera que la carne de otras meretrices y si tu espíritu es ensordecido y en tus riñones se despiertan las pasiones más impuras y condenables que te matan para la eternidad?! —

9 Creedme, aquel que en estos tiempos no ofrece todo lo que está en sus manos para enfrentarse fuertemente y en Mi Nombre a Satánas que ha sido liberado, aquel se pierde, y así él haya leído y escrito miles de libros de la Palabra más viva. Porque no la lectura ni la escritura sirven de algo sino sólo la acción, - al igual que cuando alguien ha leído y transcrito también diez mil veces las mejores escuelas de piano, pero si no las ha practicado y estudiado con sus dedos sobre el piano, decid, podrá tocar apenas una sola pieza musical sobre el mismo?

10 ¡Ahora permaneced aferrados muy fuertemente a Mí como también Yo os mantengo muy fuertemente unidos a Mí, para que entonces así vosotros tengáis, dentro de poco tiempo, los motivos más maravillosos para alegraros mucho de ser Mis hijos puros en un futuro mejor en esta tierra y también en la eternidad! Buscad también con cierta prudencia ganar varios discípulos para Mi Reino; esto os traerá mucha bendición. Pero primero buscad tocar la puerta con Mi Nombre, y si allí se dice "adelante" entonces continuad construyendo. Pero allí en donde no se diga "adelante" o apenas se encoja el hombro, entonces dejad la construcción y continuad vuestro camino.

11 Pero cuidaos también de la avaricia, envidia, depresión, cólera y en absoluto de la ira; porque como ya se dijo al principio, Satanás no dejará ninguna oportunidad, ni siquiera la más pequeña, para infiltrarse en los hombres Con el fin de destruirlos.

12 Pero también las mujeres y las muchachas debe unirse a Mí, sino ellas sufrirán grandes y enormes naufragios. Satanás ha levantado ahora también a legiones de espíritus carnales y de los más impuros los cuales no tienen otra cosa más diligente que hacer que entrar en los vientres de las mujeres y de las muchachas para torturarlas de la manera más miserable. Lo que no maten las epidemias, que brotarán pronto, será martirizado por este engendro en forma secreta o también de manera evidente. Por eso las muchachas en especial deben regresar a sus casas a más tardar después del ocaso del sol y allí orar a Mi, de tal manera que estén seguras de todas las plagas.

13 Observad con exactitud todo esto ahora  por lo menos medio año, así vosotros estaréis y permaneceréis libres de todo y del mayor mal. Amén. Esto lo digo Yo como vuestro Padre llenísimo de Amor y pacientísimo, que quiere preservaros eternamente y que nunca quiere destruirlos. Amén, amén, amén. — — —


[1] acechar: Del latín: assectari, perseguir: Observar, aguardar cautelosamente [a una persona o cosa] con algún propósito.
asechar: Del latín: assectari, ir al alcance: Armar asechanzas [a uno].
asechanza: Engaño o artificio para dañar a otro No debe confundirse con acechanza (acecho, espionaje)
Por tener el mismo origen etimológico, acechar y asechar han tenido y tienen empleos comunes. Hoy predomina en acechar el significado de observar,  espiar, vigilar cautelosamente; en asechar se une a esta vigilancia la idea de trampa o engaño para causar daño. Se puede acechar por simple curiosidad o fisgonería; asechar es inseparable de un propósito maligno.

Fuente: “Dadivas del Cielo”,
página 438 del tomo 3
recibido por Jakob Lorber
el 11/7/1848