Algunos descubrimientos científicos

Porque al hombre que le agrada,
Dios le da sabiduría, ciencia y gozo;

Eclesiastés 2:26


Clic para ver más imágenes de células piramidales

Célula piramidal

De las tantas maravillas en el cuerpo humano tenemos al sistema nervioso que consta de miles de millones de células. Entre ellas existen las denominadas células piramidales que son neuronas cuyos cuerpos tienen forma piramidal de lados triangulares.

Uno de los primeros científicos en describir las células neuronales fue el histólogo español Santiago Ramón y Cajal que obtuvo el premio Nobel de Medicina en 1906 por descubrir los mecanismos que gobiernan la morfología y los procesos conectivos de las células nerviosas, una nueva y revolucionaría teoría que empezó a ser llamada la «doctrina de la neurona».

Pero probablemente recién en 1924 el profesor Constantin Baron von Economo de la Universidad de Viena fue el primero en dar a conocer extensamente a las células piramidales publicándolas en una voluminosa obra titulada La arquitectura celular de la corteza cerebral del humano adulto:

    »... Las células piramidales en el lóbulo frontal son generalmente las más grandes, más bellas y más simétricas, en particular en la anterior... En estas partes son incluso más grandes que las que pueblan el gyrus central anterior. Aquí se ve un gran número de las más bellas, delgadas, muy delgadas, y las células de tamaño casi gigante. Desde aquí, tanto el tamaño y la esbeltez de las células disminuye hacia la anterior dirección.

    En otras palabras, la más anterior, las células son más pequeñas y más plana en forma triangular. Incluso en el medio lóbulo frontal de las celdas son visiblemente más pequeño y, sin embargo, siguen siendo en su mayoría más grandes que el resto del cerebro.

    En el polo frontal, sin embargo, las células se vuelven significativamente menor y en parte triangular plana, a pesar del largo eje. Detrás de la Sulcus Rolando, las células piramidales son menos hermosas y, en promedio, mucho menor que frente al sulcus.« (1)

En la siguiente figura el profesor Von Economo representa esquemáticamente las diferentes formas de las células piramidales.

Cabe mencionar que muchos de los dibujos de su obra fueron realizados por el neurólogo Dr. Oskar Vogt y su esposa

El Dr. Oskar Vogt fue un físico y neurólogo alemán, que descubrió en 1924 las células piramidales en el cerebro. Estudió medicina en Kiel y Jena obteniendo sus doctorado en Jena en 1894 y estuvo casado con la importante neuróloga francesa Cecile Vogt-Mugnier.

Desarrolló un gran interés por localizar el "origen del genio", siendo, en 1924, uno de los neurólogos consultados para estudiar la enfermedad sufrida por Lenin, obteniendo su cerebro para realizar el estudio. Según el informe de Vogt, el cerebro de Lenin mostraba un gran número de "células gigantes", células piramidales del córtex de tamaño inusual, lo cual se podía considerar como un signo de una capacidad mental superior. En 1925 aceptó una invitación de Moscú para establecer un instituto para la investigación del cerebro en Narkomsdraw.

Entre los años 1925 y 1927 el Dr. Vogt seccionó el cerebro de Lenín en unas 30,000 partes y descubrió que la capa de la corteza cerebral exibía una extraordinaria acumulación de células piramidales. De esto él concluyó que Lenín tuvo que haber tenido una fuerte capacidad de asociación a quién lo denominó un "atleta de la asociación". (3)

En la siguiente imagen, tomada en el Laboratorio para la Neurociencia afectiva de la universidad de Wisconsin-Madison tenemos otra representación de una célula piramidal:


Célula piramidal y sinapsis

Aquí se muestra que una célula piramidal puede tener más de 10,000 sinapsis distribuidas sobre el cuerpo de la pirámide y dendritas.

Uno de los importantes logros de la ciencia lo expone el mismo profesor Von Economo en la introducción a su obra anteriormente mencionada:

    ... cada trabajo científico es siempre una parte del todo, pero a veces es una piedra angular que construye la cultura intelectual de la civilización para protegerla de los enemigos como la superstición, ignorancia e intintos primitivos..." (1)

Y justamente este hecho, pienso, es el motivo por el cual hace 2000 años el Señor reveló nuevamente este conocimiento. Vale decir que Dios siempre ha estado dando ciencia a lo largo de la historia de la humanidad, como por ejemplo, el sexto y séptimo de Moisés que describía la ciencia natural, la tierra, el sistema solar, y mucho más. Obras que lamentablemente han sucumbido ante la superstición y falsa religiosidad. Aquí queremos resaltar una descripción del cerebro humano revelada a Su siervo: (2).

    (El Señor:) «Aquí a la derecha veis el gran cerebro de la parte anterior de la cabeza que consiste en pirámides perfectamente regulares, y también veis el pequeño cerebro de la región occipital que consiste en pirámides igual de perfectas, sólo que estas no tienen más que un tercio del tamaño de las primeras - pero para el alma son todavía sobradamente grandes para la grabación de las señales que producen las vibraciones del aire.

    ¡Ahora observad también los dos montones a mi izquierda! Acá y allá hay un hueco que da motivo para mucha clase de reflexiones falsas - como más tarde lo veréis en la realidad. La cabeza occipital que parece del todo a la parte anterior de la cabeza también tiene formas de tablitas tres veces menor que esta. ¡Pero ahora fijaos en sus formas!».

    En seguida todos se acercaron para contemplar el cerebro -representado por los cuatro guijarros en medida engrandecida- de momento todavía en su forma de tablillas piramidales sin la subdivisión interior de sus células ni la unión entre las tablillas mismas.

    Y les dije: «Cuando todos os habréis hecho una idea lo más exacta posible de este modelo, mediante otro soplo voy a separar las tablillas en células. Y en cada una de estas células uniré las tablillas según su polaridad; uniré las células entre ellas, y uniré la parte anterior de la cabeza con el occipucio, para que de esta manera las tablillas cerebrales -fueran del genero que fueren- se vuelvan aptos para la grabación de imágenes y signos».

    Leer texto completo

Que el Padre les bendiga

Luis


(1) The Cytoarchitectonics Of The Adult Human Cortex by Professor Constantin Baron von Economo, University of VIena

(2) gej04.232-235

(3) Dr. Vogt en Wikipedia