Jakob Lorber

Jakob Lorber

Revelación para nuestro tiempo

Introducción

En 1840 Jakob Lorber empezó a recibir una revelación divina. Atento y concentrado copiaba fidedignamente sobre el papel lo que la voz interior le dictaba. Pasado unos 24 años Lorber había escrito ya varias docenas de obras.

Se trata de una revelación que da respuestas esclarecedoras a las más importantes preguntas que se ha hecho el hombre. Se ilustran temas como el de los seres espirituales en el universo que fueron exteriorizados por Dios para que tengan por primera vez una vida libre; sobre la historia primitiva de la humanidad en la Tierra; la vida de Adán, Eva y la de su descendencia; la aparición de los gigantes y los hijos de Dios mencionados en la Biblia; la cultura prediluviana incluyendo la china y japonesa; la vida de Noé después del diluvio y muchos otros más.

El cosmos también es materia descrita con detalles significativos, como el origen y creación de la Tierra, la Luna, el Sol, Saturno y muchos de los otros planetas y habitantes, los soles, las galaxias y los cúmulos solares.

Más allá, la revelación ofrece una mirada en el interior sustancial del mundo material y de las manifestaciones fisicas. Deja comprender la esencia intríseca de la naturaleza y de todo su reino. Incluyendo a los espíritus que son popularmente conocidos como espíritus de la naturaleza, gnomos, duendes, hadas, apus, ángeles, etc.

El que quiera saber sobre el mundo del más allá, el destino de las almas después de la muerte y cómo pasan a ser habitantes en el reino de los espíritus, no puede dejar de estudiar estas obras. Con ella se abre una ventana para conocer el cielo y el infierno, así como el estado intermedio que algunas religiones lo conocen como el purgatorio.

La vida del Señor Jesucristo, sobre su nacimiento, infancia, juventud y gran parte de los tres años de su predicación pública es parte esencial de los escritos de Lorber.

Y por último, no menos importante, se entrega un valioso entendimiento sobre la salud, la esencia del ser humano, del cuerpo, alma y espíritu y hasta la forma de cómo preparar una medicina solar con pocos medios.

Estimado visitante, ¡sea bienvenido!