Joyas de la Nueva Revelación

Selecciones y reseñas de los textos
recibidos por Jakob Lorber

Por Ciencia y Espiritualidad


Contenido

1. Cómo amar a Dios

2. Supervisión de los pensamientos

3. El Evangelio en resumen

4. La necesidad de malos gobernantes

5. ¿Cuánto cuida Dios de nosotros?

6. ¿Por qué a veces son necesarias las enfermedades en los niños?

7. María, directora de las escuelas en el Reino de Dios

8. Ser bueno no basta

9. ¿Por qué permite Dios a los hombres malvados?

10. ¿Por qué Dios necesita que haya noche?

11. La bendición de los escarmientos

12. ¿Puede el Cielo y el infierno estar juntos en un solo sitio?

13. Desarrollo físico y espiritual del trigo

14. ¿Cuántos habitantes puede alimentar la Tierra?

15. ¿Qué significa "de la abundancia del corazón habla la boca"?

16. ¿Cómo nos iluminamos?

17. ¿Se puede vivir sin dolor?

18. ¿Cuántas horas de sueño diario es saludable?

19. El evangelio de la autoacusación

20. El futuro de la iglesia

21. Cómo salir de las tribulaciones de la vida

22. Cómo lograr la inmortalidad

23. ¿Cómo obtener el Cariño de Dios?

24. El café

25. ¡No matarás!

26. Abandono y entrega total

27. ¿Cuánto se preocupa Dios por los hombres?

28. ¿Por qué tenemos miedo aun creyendo en Dios?

29. ¿Estamos atados a Dios o somos libres?

30. Revelación de cosas demasiadas profundas

31. ¿Cómo amar verdaderamente solo a una mujer?

32. ¿Puede el enemigo embellecer a la mujer?

33. ¿Puede Dios ser ofendido?

34. Dios despierta a profetas para cada pueblo de la Tierra

35. ¿Por qué es necesario el príncipe de la mentira?

36. Sobre la materia y sus peligros

37. La sabiduría más elevada

38. El corazón es un campo

39. Si quieres serlo todo

40. Sin Mí no podéis hacer nada

41. ¿Existe una comunicación con los espíritus del más allá?

42. ¿Qué es el Reino de Dios?

43. ¿Cómo se puede ver el Cielo?

44. ¿Cuál es la puerta al Cielo?

45. Cómo vivir libre de tribulación

46. El alma y el espíritu en el hombre

47. Sobre las enfermedades del alma

48. Un evangelio cortísimo

49. Amar a Dios solo como hombre

50. El miedo no sirve a un corazón libre

51. La complacencia de Dios

52. Sobre las posesiones


1. Cómo amar a Dios

¿Quién puede amar a Dios si antes no lo ha llegado a conocer? ¡Así que el conocimiento precede necesariamente al Amor! Pero, ¿cómo puede el hombre conocer a Dios? Cuando el hombre escucha la palabra de Dios y mira sus obras, el pensamiento de Dios se evoca en el hombre. Una vez que se ha evocado el pensamiento, la persona ya no debe dejarlo ir, sino que también debe captarlo cada vez con más firmeza. Esta creciente y paulatina captación firme es la fe. Si ahora el hombre ha hecho de Dios mismo un sentimiento vivo mediante la fe firme, es decir, mediante la fijación cada vez mayor del pensamiento de Dios en sí mismo, entonces entra con los pies en el mundo de Dios que se encuentra dentro de sí mismo. En este mundo ve milagros tras milagros ... "

(El Sol Espiritual, tomo 2, capítulo 12, versículos 16 y 17)

(sole2.12.16-17)

2. Supervisión de los pensamientos

A continuación resumimos los consejos que el Señor dio hace unos dos milenios:

Puedes pensar lo que quieras pero no vivifiques pensamiento o idea alguna antes de haberlos examinado profundamente en el trono del juicio de tu intelecto y razonamiento.

El examen es un examen de luz y fuego, de sabiduría y amor. La examinación de pensamientos tiene que ser aprendida a temprana edad. Se trata de poner orden en ellos, de desechar lo malo y falso y retener lo bueno y verdadero.

Un pensamiento es malo y falso cuando no contiene amor al prójimo.

¿Cómo se genera un pensamiento vivificado?

Cuando el corazón tiene complacencia de un pensamiento malo, éste se unifica con la voluntad del corazón y así es vivificado.

Un pensamiento malo que ha sido vivificado entra en acción cuando existan circunstancias favorables para su ejecución y una ausencia de peligros exteriores.

Por eso es muy importante ejercitarse en la sabia supervisión de los pensamientos.

Para esto hay que ayudarse de la luz purificada del intelecto y del razonamiento puro.

Dios dio a Moisés un mandamiento con el fin de que cada persona se ejercita en esta supervisión.

Este mandamiento dice así: "No permitas tener deseos carnales o sensuales por esto o aquello". También significa que no es aconsejble permitir pensamientos de lujuria. La Iglesia Católica traduce el noveno mandamiento de la siguiente manera: "No consentirás pensamientos ni deseos impuros". Otras traducciones de este mandamiento dice así: "No codiciarás. No codiciarás los bienes ajenos ni a la mujer de tu prójimo".

El noveno mandamiento dado por Dios a Moisés es pues una herramienta para purificar el alma.

El valor de una persona se mide en la maestría con el cuál ella ordena sus pensamientos.

Quien no sea un maestro de sí y sobre sí, está lejos del Reino de los Cielos, porque aún es esclavo del pecado.

El pecado nace de los pensamientos desordenados y de los apasionamientos que resultan de ellos.

El pecado contamina al hombre.

El pensamiento es la semilla de la acción. Así como es la semilla, así será el fruto. Si el pensamiento es malo el fruto es igual.

La consecuencia de un fruto malo es una vida penosa, dolorosa o destructiva.

La solución a este problema consiste en ahogar seriamente el pensamiento que ha sido vivificado.

No es fácil ahogar un pensamiento ya vivificado.

Para ser un señor sobre las acciones y pasiones hay que ser primero un señor y maestro sobre los pensamientos.

(gej7.36-37)

3. El Evangelio en resumen

Dijo el Señor a un hospedero griego:

"Escucha, si bien eres un gentil, sin embargo no has creído en tus muchos dioses. Por eso te has familiarizado con nuestra enseñanza (de los judíos). ¡Esto es algo que hiciste muy bien por tu parte! Pero Yo lo digo: tan solo cree firmemente en el único Dios verdadero de los judíos, incluso ámalo por encima de todo. Pero también ama a tus semejantes como a ti mismo, hazle a ellos lo mismo que sensatamente quieres que hagan contigo. De esta manera Me retribuyes lo suficiente por todo lo que te he hecho hasta ahora; ¡pero una recompensa material de tu parte realmente no la necesito!"

(gej7.208.27)

4. La necesidad de malos gobernantes

Dice el Señor:

La experiencia siempre ha demostrado en todos los períodos de la Tierra que, especialmente bajo gobernantes duros y tiránicamente malos, la gente en general siempre se volvió mejor, más dócil y manejable, que bajo gobernantes buenos y gentiles. ¡Por lo tanto, la Divinidad generalmente permite que se establezcan malos gobernantes sobre los pueblos, de modo que los pueblos, si se vuelven malos, deben tener sus gobernantes como un látigo y, por lo tanto, se ven obligados a ponerse un traje adecuado de penitencia y mejorarse a sí mismos, con lo cual la Divinidad inevitablemente volverá a dar mejores gobernantes a los pueblos, como siempre les ha dado!

(RB1.24.12)

5. ¿Cuánto cuida Dios de nosotros?

Dice el Señor:

La Divinidad cuida de los hombres de esta Tierra con tal extraordinario celo como si no hubiera, en todo el infinito completo, ningunos otros seres que necesitasen de Dios. ¡La Divinidad conduce a los hombres de la Tierra en todas las circunstancias de su vida de prueba de manera tal que casi todos logran alcanzar el elevado destino para el que Dios los llamó y creó exclusivamente, a pesar de todas las dificultades que se surgen en el camino!

(RB1.24.2)

6. ¿Por qué a veces son necesarias las enfermedades en los niños?

Dice el Señor:

Cada vez que el alma de un niño pide alimento material para su cuerpo y lo consigue, recibe también junto con él una legión de espíritus algo más libres pero todavía malvados e impuros que le tienen que ayudar en el desarrollo y crecimiento de su cuerpo.

Pero poco a poco estos espíritus se asocian entre sí y en seguida forman almas independientes e inteligentes de su propia índole. Una vez llegados a este grado, los espíritus se desentienden del alma, que la legítima propietaria del cuerpo, y empiezan a adaptar al cuerpo de la forma que les parece más adecuada para su propio bienestar.

Con el tiempo ellos consiguen un grado elevado de bienestar según como se imaginan ellos. Esto sucede fácilmente en caso que el alma del niño sienta una gran glotonería hacia su cuerpo joven.

Para evitar que el niño se vuelva endemoniado, hay que hacerle expulsar todas las impurezas mediante una enfermedad adecuada.

O, para no atormentar demasiado a su alma débil, se consiente por un tiempo que el alma siga adelante en su cuerpo, medio extraño para ella, aunque sea miserablemente, para que después cada cual, por enseñanzas del mundo exterior y del mundo espiritual interior, procure elevarla a un nivel de comprensión tal que ella, por voluntad propia, empiece al fin a expulsar a los parásitos mediante ayunos y otras privaciones.

En el caso extremo en donde los parásitos son demasiado persistentes puede ser preciso incluso quitarles a las almas el cuerpo entero y formarlas en otro mundo hasta que valgan para la Vida eterna.

(gej1.241.1-4)

7. María, directora de las escuelas en el Reino de Dios

En la obra el Sol Espiritual se nos revela que María, la madre del hombre Jesús, es la directora de las escuelas que educan a los niños que fallecieron en la Tierra.

En el tomo 2, capítulo 72, versículo 19 dice:

"Algunos de estos alumnos, que conocen mucho del Señor, tienen el deseo de ver al Señor. Sin embargo, este deseo sólo se cumple raras veces y por la razón de que como espíritus todavía son demasiado débiles para permanecer constantes en relación con el Espíritu eterno y todopoderoso de Dios y para soportar tal cercanía. Sin embargo, su mayor regocijo de amor consiste en tener el permiso de visitar a María como su madre y la máxima directora espiritual. María va a menudo a todos estos grandes establecimientos educativos; pero no siempre es visible para los pequeños espíritus, aunque sí para los maestros."

(sole2.72.19)

En el siguiente vídeo, Patricia Sandoval cuenta su testimonio de que Jesús le dijo que su mamá, la virgen María, es la que cuida de sus tres hijos que fueron abortados por ella.

8. Ser bueno no basta

¿Por qué, si soy un hombre bueno, no significa que entro al cielo?

Dice el Señor:

"Quien evita el mal a causa de sus malas consecuencias y hace el bien sólo por las buenas, todavía está muy lejos del Reino de Dios. Sólo es perfecto quien hace el bien porque es bueno y evita el mal a causa del mal mismo. Porque si el hombre no se afana en ascender a la Luz verdadera por sus propios esfuerzos, seguirá siendo esclavo en espíritu y será excluido del Reino de Dios".

(gej2.207.12)

9. ¿Por qué permite Dios a los hombres malvados?

Porque ellos sirven como abono para la siguiente cosecha. El abono da al suelo de cultivo una consistencia más propicia. Un suelo demasiado fértil y suave no es muy adecuado para obtener una cosecha fuerte y noble.

Esta Tierra fue destinada a que se críen y eduquen los hijos en el Espíritu de Dios para toda la eternidad. Por tal motivo es necesario que su suelo espiritual sea más bien duro y árido en vez de demasiado fértil y rico.

La mala hierba que crece junto a los cereales nobles no estorbará el crecimiento de los buenos frutos, porque más tarde servirá para abonar el suelo que en algunos sitios se volvió excesivamente duro y pobre.

En resumen: Lo que Dios permite es bueno y verdaderamente puro y todo lo que la Tierra lleva también se convertirá en puro finalmente.

(gej2.205)

10. ¿Por qué Dios necesita que haya noche?

La noche espiritual la permite Dios para que el hombre conozca el valor de la luz espiritual. Durante el día nadie necesita una lámpara. Pero cuando llega la noche, la falta de luz se hace notar y se enciende una para que un pequeño resplandor alivie la oscuridad desagradable de la habitación.

(gej2.203.4)

Un ejemplo es cuando un hombre que conoce la palabra de Dios, observa las terribles atrocidades que comenten los siervos de Dios y se pregunta:

"¿Qué significa esto? Estas atrocidades no puede ser Voluntad de Dios que los divulgadores de su Palabra, de su Voluntad amorosa, de su Gracia, de su Bondad y de su Paz se hayan convertido en diablos codiciosos, dominantes, egoístas, descarados y faltos de amor hacia sus semejantes".

(gej2.203.1)

Preguntas como estas son muy buenas, porque constituyen los primeros impulsos que llevan la humanidad a una verdadera actividad por su propia cuenta. Sin estos impulsos propios, la humanidad no podría alcanzar la verdadera libertad espiritual ni siendo obligada con buenas intenciones y mucho menos aún siendo coaccionada. Sin embargo la libertad espiritual es imprescindible para que el alma y su espíritu puedan alcanzar la Vida eterna.

(gej2.203.2)

11. La bendición de los escarmientos

(gej2.187-188)

Simón Pedro criticó el plan anunciado por el Señor en el que Él sería matado a manos de fariseos. Dijo que si esto sucediera realmente no podría calificarse para nada de sabio. El Señor multiplicó 7 peces delante de Pedro para mostrarle que Dios puede hacer cosas que el hombre no puede. Además le dijo a Pedro con un rostro serio:

"Pedro, en lo sucesivo, no parlotees cosas inútiles, porque es mejor callar que hablar mucho y sin sustancia. ¡Entiéndelo, de lo contrario no serás mejor que un ciego fariseo!"

Pedro sintió dolor en su corazón y dejó al Señor para reflexionar. El apóstol Juan se le acerca y le dice lo siguiente:

"Pedro, A veces tienes momentos en los que te invade un ligero sentimiento de autosuficiencia, algo parecido a la soberbia. Y esto es probablemente lo que el Señor quiere sacar fuera de ti mediante una u otra humillación."

Pedro aceptó de buena gana el comentario de Juan, pero se preguntó por la razón que Jesús no nos advierte sobre estos asuntos para evitar actuar tan fácilmente fuera de Su Voluntad.

Juan opina lo siguiente:

"De hecho Dios podría hacer eso, pero creo que Él quiere que primero cada uno se encuentre y se conozca a sí mismo antes que Dios ponga su mano vivificante en él. Recién después el Señor y Su Luz podrá tomar morada en su corazón.

Por eso el Señor no nos revela los errores de vida en forma directa, sino indirectamente a través de ciertos escarmientos que obligan al alma a observarse a sí misma, reconocer sus errores en Su Luz, eliminarlos y, de esa manera, entrar al orden del Señor por completo."

12. ¿Puede el Cielo y el infierno estar juntos en un solo sitio?

(gej2.9)

Dos hermanos, hijos del mismo padre y de la misma madre, viven juntos en la misma casa. El primero es un ángel, el segundo casi un diablo. Para el primero, la humilde casa es como el Cielo; para el segundo la misma casa, idéntica en todo, es el mismo infierno repleto de las más amargas torturas.

El primero está contento con todo lo que ha obtenido de la tierra con el sudor de su frente y la Bendición de Dios. Disfruta contento y satisfecho el escaso rendimiento de su trabajo, y su mayor alegría es poder compartir con sus semejantes más pobres las provisiones tan penosamente obtenidas. Cuando llega alguien con hambre, le alegra poder saciarle y nunca pregunta irritado el motivo de su pobreza. Tampoco le prohibe que vuelva si alguna vez tiene otra vez hambre.

No se deja importunar por las instituciones estatales y, como Job, dice cuando le exigen pagar algún impuesto: “Señor, Tú me lo has dado; todo es Tuyo. Puedes volver a tomarlo, hágase sólo tu santa Voluntad”.

Pues bien, a este hombre nada le puede sacar de su alegría; nada estorbará su amor y confianza en Dios ni tampoco su amor al prójimo. Ira, envidia, disputas, odio o soberbia son palabras desconocidas para él.

Por el contrario su hermano es el hombre más desgraciado del mundo. No cree en Dios alguno y dice:

“Dios es una palabra vacía que sirve a los hombres para designar a un hipotético personaje terrestre adornado con todas las cualidades en grado supremo. Sólo un imbécil puede ser feliz en la pobreza, como lo son los animales, sin capacidad de razonar ni entender, cuando reciben el mínimo que necesita su grosero instinto. Pero el hombre, muy por encima del animal, no tiene por qué contentarse con la bazofia ordinaria ni escarbar la tierra con sus manos, como los animales o los esclavos, porque está destinado a algo mejor. Hay por el contrario que empuñar la espada y levantarse como poderoso capitán que triunfa y conquista las grandes ciudades del mundo. La tierra ha de temblar bajo las pisadas del caballo suntuosamente adornado con oro y piedras preciosa, que cabalga el general de los poderosos ejércitos”.

El hombre que piensa así maldice en su corazón la precariedad su existencia y cavila cómo podría conseguir grandes tesoros y riquezas para poner en práctica sus ideas y satisfacer sus ansias de poder.

Desprecia a su hermano feliz y aborrece a todo el que es más pobre todavía. Piensa que la misericordia es una ridícula cualidad de esclavos cobardes y de quienes viven en sociedad. Opina que el hombre debe ser generoso, pero lo menos posible. Cuando se le acerca un pobre lo aborda con múltiples improperios, por ejemplo:

“¡Apártate de mí con tus harapos, bestia perezosa, monstruo tragón! ¡Trabaja, animal, si quieres comer! ¡Vete con mi fracasado hermano que nada tiene que ver con mi elevado espíritu! Trabaja como burro de carga para sus semejantes y es misericordioso como un necio adicto a la sociedad. Soy generoso y por esta vez te perdono la vulgar vida de gusano que llevas”.

Alguien puede pensar y decir:

“Entonces hay que dejar que el déspota suba a un trono: seguramente será capaz de proteger al pueblo y abatir a los enemigos”.

Sí, cierto, podría ser. Pero ¿dónde está la medida que le señale hasta dónde puede llevar sus planes dominantes?

¿Qué hará con los hombres que no quieran someterse de ninguna manera a su poder?

Los martirizará de manera cruelísima pues para él una vida humana no vale más que una hierba pisoteada. ¿Qué es un hombre así? ¡Un perfecto Satanás!

Es cierto, también hacen falta en la Tierra soberanos y generales. Mas hay que entender que ellos tienen que ser elegidos y designados por Dios y descendientes de reyes ungidos.

Pero, ¡ay de aquel que abandona precipitadamente su casa para conseguir por todos los medios el cetro del poder! Verdaderamente, ¡sería mejor para él no haber nacido!

13. Desarrollo físico y espiritual del trigo

El Señor nos revela cómo es engendrado el alma humana y la enseñanza que nos da el trigo.

(gej2.216)

El trigo tiene que podrirse cuando se pone en la tierra. De la descomposición surge un germen delicado.

Este proceso es una buena imagen del alma que existe antes de encarnar y que mora en el aire, en especial en las regiones de los picos helados de las montañas.

Una vez que el alma se consolida en el aire lo suficiente, empieza a descender hacia las zonas inferiores dirigiéndose a las moradas de los hombres. El alma obtiene un cierto alimento proveniente de una envoltura etérica de vida exterior (aura).

Cuando un hombre y una mujer se sienten atraídos para copular impulsados por la fuerza de la naturaleza, el alma consolidada recibe una noticia y es atraída por el aura de la pareja. Cuando el alma está cerca, entonces es empujada en la corriente del semen del hombre y es puesta en el óvulo de la mujer, proceso llamado fecundación.

Es similar a cuando se pone una semilla de trigo en la tierra.

Las etapas de desarrollo del alma son las mismas que realiza la semilla puesta dentro de la tierra hasta que surja el tallo del trigo por encima del suelo.

Aquí suceden diferentes etapas. Primero se construye la parte exterior y después la interior.

En la planta, las raíces permanecen en la tierra, allí en donde la semilla se ha descompuesto y podrido. Estas raíces absorben el alimento material. Un alimento que mataría a la planta si es que no hubiera la influencia de la luz solar.

La parte inferior del tallo contiene aun muchos jugos materiales. Cuando esta parte se ha consolidado entonces se crea un anillo que cierra este tallo. El anillo tiene la función de filtrar los jugos que ascienden a través de pequeños tubos por los cuales pasa el jugo nutritivo.

A continuación se construye un segundo nivel superior del tallo. Pero como los jugos nutrientes también aun son de tipo material, se vuelve a construir un segundo anillo con tubos aun más finos a través de los cuales solo pasarán los jugos más refinados. Este jugo sirve para la alimentación del espíritu que flota sobre el trigo. Algo similar como lo escribió Moisés: "... y el Espíritu de Dios flotaba sobre las aguas... " gen 1:2).

Con el tiempo, estos jugos o aguas podrían ahogar la vida por ser aun demasiado materiales, por eso se construye un tercer anillo con tubitos más finos aun. A través de estos finísimos conductos solo podrán pasar jugos bastante más etéricos, de naturaleza similar al espíritu que flota sobre el trigo.

Sólo el espíritu de vida sabrá si estos jugos le sirven para su autoedificación o no. Si éste encuentra que aún contienen partículas del juicio y de la muerte, entonces se construirá un cuarto, quinto, sexto y también un séptimo anillo, hasta que los jugos estén tan etéricos y puros que ya no se encuentren ninguna partícula de la muerte.

Una vez llegado hasta aquí, empieza una nueva fase en la que los jugos ya puros se convierten en capullos y flores, que luego son provistos de órganos, todos los cuales son capaces de permitir que la vida superior desde los cielos sea engendrada.

Una vez que las flores hayan cumplido con su servicio son desechadas. ¿En qué consiste este servicio? Atraer al éter de vida del amor a través de su belleza y atractivo. La vida, en sí misma, no necesita de ninguna pompa exterior ya que lo es todo. Por eso la pompa exterior de la flor se vuelve innecesaria y cae.

Una flor es como una novia bien adornada que busca atraer a su ámbito al novio. Por eso ella se atavía bien. Una vez que el novio se ha unido a la novia, toda pompa que la adorna desaparece y es allí en donde empieza la seriedad de vida humilde.

Recién aquí el verdadero fruto de vida es cuando se concentra y empieza a formarse. Toda actividad se usa únicamente para la madurez del fruto. De esta manera la vida se construye un castillo protector contra todo tipo de posible enemigo exterior. Vida que luchó a través de muchos peligros.

Si esta vida empieza a construirse y madurar demasiado rápido, no conseguirá la suficiente solidez. Entonces es muy posible que algún enemigo exterior se acerque y comience a unirse a ella y coloque su fruto dentro del fruto de la planta y así la malogra y la destruye.

Esto se puede ver en los frutos que contienen gusanos.

(Fuente: https://www.jakob-lorber.cc/index.php?s=GEJ2.216&l=de)

14. ¿Cuántos habitantes puede alimentar la Tierra?

Se calcula que en el año 2050 nuestro planeta tendrá que albergar a unos 10 mil millones de habitantes.

(sole 2.90.4)

Si la humanidad en general viviera con sabia sobriedad, la tierra nunca tendrá que experimentar carestía alguna. Y es que el Señor ha dispuesto que el campo fértil del planeta esté organizado de tal manera que con el cultivo y la distribución adecuados del suelo, doce mil millones de personas podrían encontrar holgadamente su sustento. En la actualidad (1843), sin embargo, apenas hay más de mil millones de personas en la tierra, y entre ellos hay setecientos millones que sufren carestía.

¿Qué cantidad de alimentos se considera dentro de la sabia sobriedad?

(sole 2.90.3)

Cualquier hombre moderado puede determinar esto con gran precisión. Supongamos que una persona que come moderadamente necesita un kilo a medio de comida al día, lo que se calcula fácilmente en trescientos sesenta y cinco días. Esta es una necesidad natural de una persona. Se le permite recolectar esta cantidad por sí mismo cada año. Si tiene esposa e hijos, puede juntar la misma cantidad para cada persona, y él ha actuado completamente de acuerdo con sus derechos naturales. Un comensal de mayor necesidad, uno que tiene que hacer un trabajo particularmente pesado, puede recolectar libremente el doble de esa cantidad.

15. ¿Qué significa "de la abundancia del corazón habla la boca"?

(sole2.17.6)

En el orden del Señor está establecido que el habla de una persona es producto de todo lo que se esconde en lo más profundo de su vida. Y cuando una persona habla, hasta cierto punto se ve obligada a hacerlo por el estímulo interior que surge de todo lo correspondiente, que se esconde en lo más profundo de su vida.

16. ¿Cómo nos iluminamos?

(gej06.218)

Le pidieron al Señor:

"¡Señor, queremos que nos llenes de Tu Gracia y de Tu Luz así como llenaste las vasijas con vino celestial".

Respondió el Señor:

"Esto no lo puedo ni debo hacerlo con los hombres como lo hago con las vasijas de vino vacías porque esto depende únicamente de vuestro celo; es decir, del cuidado, esmero e interés que pongáis en vuestro actuar para que os llene de Luz y Gracia divina. Pero también depende de vuestro libre albedrío, es decir, de la potestad de actuar u obrar por autoreflexión y elección propia.

Sin embargo, tenéis garantizada Mi Ayuda que estará a vuestro servicio. Pero tenéis que hacer y actuar vosotros mismos para lograr este objetivo, de acuerdo a la capacidad de vuestra propia fuerza. Todo lo que se necesite más allá de vuestra capacidad será asunto Mío.

En verdad os digo: cualquier cosa que pidáis al Padre en Mi Nombre y que esté en concordancia a Mi Orden divino, conocido por vosotros, se os será dado en la medida de la utilidad para vuestra alma".

17. ¿Se puede vivir sin dolor?

(gej3.72.2-13)

Preguntó el rey Lamech:

¡Oh Señor, la vida sobre la tierra con el fin de probar el espíritu está muy de acuerdo a la noble meta que busca. Pero, ¿por qué tiene que estar unida a la capacidad del terrible dolor?

Responde el Señor:

Dime desde tu fuero interior, ¿sería posible vida alguna que no sea receptiva o sensible a las impresiones de todo tipo? Sin ninguna sensibilidad, ¿vivirías pues? Pongamos el caso que alguien sienta todas las impresiones solo y únicamente con una sensibilidad agradable, como la que se siente en el acto de la procreación. Si fuera así, ¿no se destruiría el hombre en poco tiempo? ¿No se golpearía, pegaría, cortaría y se quemaría? y ni bien pase un año, ¿no le quedaría ningún miembro más? Sin la sensibilidad, sea esta agradable o dolorosa, ¿no sería sólo la muerte absoluta? El dolor es pues el mayor benefactor, protector y guardián más fiel posible. Sin él la vida sería impensable como algo sostenible y no habría otra alternativa.

Además se te ha dado de por sí un cuerpo libre de dolor. Cuerpo que lo llevarás completamente sin dolor si lo mantienes de acuerdo a Mi Orden y si eres cuidadoso en el reposo, el sentarse, el pararse, el caminar y correr. De este modo vivirás toda tu vida completamente libre de dolor y, si eres moderado con la comida y la bebida, las molestias internas se mantendrán lejos de ti.

Y si no te dejas dominar demasiado por las acciones de la carne, nunca experimentarás ningún dolor en tus miembros. El dolor es, por tanto, el verdadero atributo de la vida. Sin este atributo no tendrías sentidos.

Él es, en realidad, la sensibilidad y percepción del Amor. Si el Amor sale de Mi Orden, entonces el Amor los percibe en forma de dolor, pero si está dentro de Mi Orden, entonces lo sentirá siempre como una sensación sumamente agradable.

Por eso jamás desees alejar el dolor de ti porque es el guardián de tu vida, el más fiel posible y, algún día, también será el concentrador y recolector completo que salvará la vida de tu espíritu.

18. ¿Cuántas horas de sueño diario es saludable?

(gej1.220.13)

Dice el Señor:

Los dormilones nunca vivirán hasta una edad particularmente avanzada. Aquellos que hace dormir su cuerpo físico cinco horas durante la adolescencia y seis horas en la vejez en su mayoría vivirán hasta una vejez madura y seguirán siendo jóvenes durante mucho tiempo, mientras que un dormilón envejecerá pronto, andará una cara arrugada y cabello gris y una edad más avanzada precoz como una sombra.

19. El evangelio de la autoacusación

Habían unos sacerdotes judíos que habían llevado una vida bastante malvada. Después de conocer al Señor, Le pidieron que les ayudara a cambiar. Jesús les dio el siguiente evangelio:

(gej06.10.11-14)

Acusad a vosotros mismos con vuestra voz de la conciencia.

Arrepentíos verdaderamente.

Tomad la firme decisión de convertiros en un hombre completamente diferente.

Entrad en acción con el fin de lograr la conversión.

Amad verdaderamente a Dios por sobre todo.

Amad al prójimo que es pobre como a vosotros mismos.

De esta manera vuestros muchos pecados serán perdonados.

Si un hombre no abandona por completo el pecado, sus pecados no pueden ser perdonados.

El pecado es una obra y propiedad exclusiva del hombre, porque éste proviene de su carne y de la voluntad de su alma.

La buenas obras de acuerdo a la Voluntad y la Palabra de Dios son y permanecen una Gracia de arriba, incluso cuando el hombre las hace por libre voluntad.

Esta Gracia es el mérito del Espíritu de Dios en el corazón del hombre.

El hombre toma parte de este mérito justamente a través de la Gracia de Dios.

Las malas obras que habéis realizado pero que fueron incitadas por el diablo, quedan en el registro de él.

Pero sabed que muchos hombres se han vuelto peor que el diablo.

Hay que saber que muchas tentaciones de parte del diablo no han sido tan determinantes como creéis.

El verdadero diablo es el mismo hombre junto a sus apetitos mundanos.

De estos apetitos proviene el amor egoísta a sí mismo. Este último es un diablo.

Otro diablo es la adicción a la vida regalada.

La adicción a la fama, la soberbia, el afán de dominarlo todo, la ira, la venganza, la envidia, la avaricia, la altivez, el adulterio y el desprecio de su prójimo son puros diablos que han surgido del suelo propio.

Por eso no seáis tan temerosos del diablo y no le acuséis, sino a vosotros mismos haced acusación.

20. El futuro de la iglesia

(gej10.25.16)

¡Nada puede oponerse a Mi Voluntad! Si bien, en lo particular, Yo dejo que los hombres conserven su libre albedrío; ¡pero en lo general, Yo soy el Señor y no tomo en consideración a los poderosos de esta tierra! El tiempo de la luz ya está aquí y ya no puede ser detenido por ningún poder humano terrenal.

(gej10.25.15)

¿Puede la noche gobernar en la Tierra cuando el sol ya está muy por encima del horizonte? ¡Esto es lo que está pasando ahora en la Tierra! La luz (de la ciencia) se ha vuelto demasiado poderosa, y aquellos religiosos que eran adoradores de la oscuridad, porque amaban gozar de sus tronos y su indescriptible bienestar, están comenzando a ver su gran impotencia en el invencible poder de esta luz y ahora, si quieren subsistir, deben poner una buena cara a las luces que antes odiaban tanto; y si quieren regresar a la vieja oscuridad sin ser notados, la gente lo reconocerá y se negará a obedecerlos y pronto los conducirá a una gran vergüenza y, como muestran muchos ejemplos, también a sus gobernantes.

21. Cómo salir de las tribulaciones de la vida

Dependiendo de la vida que llevemos, podemos haber caído en un hoyo espiritual y no darnos cuenta que estamos dentro del mismo. Quien descubra que se encuentra en esta triste situación, puede tomar acciones para que el Señor le ayude a salir de tal desgracia.

Es posible que pasemos por tribulaciones. Si es así es porque el Señor lo permite y porque es parte del proceso de salvación. Sabiendo eso, las tribulaciones serán vistas de otro modo y tendremos alegría porque nuestra liberación está cerca. Solo hay que prestar atención a los pasos descritos a continuación que tenemos que realizar obligatoriamente:

El espíritu del hombre va despertando poco a poco en su vida. Pero si a través de una mala alimentación espiritual, el espíritu vuelve a dormir, entonces el hombre cae en una desgracia y no se entera de ello.

(dadi3.406017.14-16)

Dice el Señor:

Y si esto ha sucedido en el hombre, él se volverá por lo tanto otra vez muy materialista y extremadamente sensual; y estará también perdido, porque no sabe que eso ha ocurrido dentro de él, ya que las entidades parásitas enquistadas en el alma del hombre sobornan sus sentidos, al principio muy lentamente en forma agradable, para aprisionarlo con esta artimaña, poco a poco y por completo, de tal manera que no sepa, no escuche, no vea, no guste y no huela nada de lo que proviene del espíritu.

Esto es entonces una tribulación, la cual nunca la hubo desde el principio hasta el punto presente — y la cual no será más en caso que el hombre tome pues refugio en Dios, exteriormente mediante la oración, a decir, Mi Oración, a través del ayuno y de la lectura de la palabra de la Biblia y, así, consiga un gran anhelo de ser liberado de la gran tribulación.

Y si el hombre ha tomado esto en serio, porque ha visto la gran cantidad de las dudas tenebrosas dentro de sí, entonces Yo empiezo a actuar exteriormente, como el vencedor de la muerte y de todo infierno, a través de las obras de la redención y le entrego al hombre, de acuerdo a Mi Sabiduría, "cruz y sufrimiento", que provienen de Mi Misericordia.

A través de esto, el mundo y sus alegrías se volverán tan amargas para el hombre que sentirá una gran repugnancia del mundo y empezará a querer liberarse de la vida llena de sufrimientos.

Y mirad, ya que las entidades parásitas no recibirán más alimentos en el alma, desde el mundo exterior lleno de pecados, entonces ellos se debilitarán y se secarán casi por completo en los órganos del alma y a través de esto pasarán completamente a un estado inconsciente de sí mismos.

22. Cómo lograr la inmortalidad

(gej2.41.4-9)

Dice el Señor a Sara:

«Quien no Me ama celosamente como tú, y quien no quiere poseerme exclusivamente en su corazón, no tiene el verdadero Amor vivo hacia Mí. Y si no tiene ese Amor, tampoco tendrá en sí la abundancia de la vida; porque Yo soy la Vida verdadera del hombre, producida en su alma por el Amor para conmigo, y este Amor es Mi Espíritu que se halla en cada hombre.

Quien, por ejemplo, despierta su amor hacia Mí, despierta también el Espíritu que Yo le he dado. Como este Espíritu soy y debo ser Yo mismo, porque fuera de Mí no hay otro Espíritu eternamente, él también tendrá la Vida eterna a través de Mí y jamás podrá morir ni ser destruido, ni siquiera por mi Omnipotencia, porque es uno conmigo. Pues tampoco Yo Me puedo destruir a Mí mismo porque Mi Ser infinito no puede transformarse en la nada. Por lo tanto, no pienses que tu amor hacia Mí sea una necedad, es precisamente tal como debe ser. Si permaneces en él no verás ni sentirás la muerte nunca, eternamente».

Estas palabras Mías hicieron tan feliz a Sara, que Me abrazó con todas sus fuerzas y empezó a acariciarme.

La madre de Sara le regañó diciendo: «Pero Sara, esto no es decente, eres una niña traviesa».

Sara, defendiéndose, le contestó: «¿Qué dices? ¿Decente o indecente? Tampoco es decente morirse, pero cuando viene el Señor para resucitar al muerto sacándole de la tumba, lo que no es habitual, ¿es decente ante el mundo? Oh, madre, amar al Señor sobre todas las cosas del mundo debería ser lo más decente para cualquier ser humano. ¿No es eso así, mi Señor Jesús?, ¿estoy en lo cierto?».

«Es cierto y totalmente verdadero», respondió el Señor. «A quien en el mundo tenga reparo en amarme abiertamente sobre todas las cosas, también Yo tendré reparo en amarle ante todos los Cielos y en despertarle a la Vida eterna el día del juicio final».

23. ¿Cómo obtener el Cariño de Dios?

(gobd3.11.5-6)

El que tiene el Amor lo tiene todo; pero quien tiene el Amor motivado solo por la Sabiduría, la Ciencia y la Fuerza, que también obtenga lo que quiera; ¡Pero que no tenga Mi Corazón como en el primer caso!

Tú, humanidad sobre la Tierra, escucha Mi Palabra y cree lo que te voy a decir: si te preocupa más ganar experiencia a traves de las cosas de este mundo que ganar Mi Amor de Padre, sucederá fácilmente que dominarás la pobreza con tu poderosa sabiduría; ¡pero recuerda, entonces tú también serás subyugado por Mí, y Yo no cuidaré de ti ni te acariciaré!

24. El café

En la obra La Fuerza Curativa de la Luz Solar, el Señor nos habla sobre el café:

(fc.4.2-5)

El café es lo peor que el hombre ha llegado a elegir del mundo vegetal. Este producto (fruto) ha sido creado en la Tierra tan sólo para animales como caballos, asnos, camellos y animales por el estilo. El café anima a éstos, haciendo que se fortalezcan sus nervios. En las personas, en cambio, que lo saborean, el café tiene exactamente el efecto inverso. En ellas, éste estropea la sangre de manera increíble, excita los genitales y si no se produce inmediatamente una satisfacción, entonces se atrofian las partes sensitivas del cuerpo humano. Ya que esto recarga al alma, es decir: el alma gasta mucha energía en eliminar estas potencias del cuerpo, potencias que fueron creadas para los animales, entonces el alma se cansa, se vuelve pesada, dejada, a veces oscura, malhumorada y triste. Yo os digo: el beber en una taza los excrementos de animales endulzados con azúcar sería mucho más sano que la sopa caliente de color marrón de este rudo alimento animal.

Tan solo os he mostrado la nocividad del café porque veo muy claro y sé de qué manera la humanidad —sobretodo la femenina— depende de este alimento para asnos; pero para la naturaleza del cuerpo, sin embargo, ¡no hay nada tan nocivo como el saborear esta bebida! Y nada hace que el cuerpo se vuelva tan poco receptivo para una medicina curativa como el café, afectando éste sobre todo al cuerpo de la mujer. Por lo tanto, durante el padecimiento de una u otra enfermedad —y sobre todo durante el tratamiento homeopático solar— ha de ser evitado, pues sino la medicina no llega a actuar en absoluto.

Si alguien hubiera tomado veneno, siendo ya un bebedor de café exuberante, y volviera a tomar una fuerte dosis de café después del veneno, entonces, con esto, podría incluso eliminar el efecto nocivo del veneno.

Si el café es capaz de tener un efecto tan fuerte como el veneno (tratándose de un veneno no demasiado intensivo), entonces con facilidad podría destruir el efecto suave y fino de los mencionados medicamentos homeopáticos provenientes de la luz solar.

Por lo tanto uno ha de evitar tal alimento que aún puede llegar a obstaculizar, más que el opio, el efecto de medicamentos nobles y puros.

25. ¡No matarás!

El Señor explica el significado del quinto mandamiento

El mandamiento en su lenguaje original se lee así: "¡Tú no deberías matar!"

(gej07.31.12-14)

El Señor:

"¡Tú no deberías matar!" significa: Tú no deberías envidiar a nadie, no deberías mirar al que está feliz con ojos envidiosos o celosos y no deberías estar enojado con tus semejantes; ¡porque del enojo surge el odio, y del odio surge la venganza malvada que lo destruye todo!

Está escrito: "Mía es la ira, y Mía es la Venganza, dice el Señor."

Pero vosotros, los hombres, deberíais respetaros mutuamente con todo amor, y que cada uno sirva al otro con buenas acciones; porque todos vosotros Me tenéis a Mí como un Padre y por lo tanto sois iguales a Mí!

¡No debéis hacer enojaros, ni difamaros o maldeciros entre vosotros, y que nadie mancille el honor del otro a través de calumnias malvadas, porque quien lo hace, mata el alma de su prójimo!

26. Abandono y entrega total

En Muthael tenemos un buen ejemplo de cómo se realiza un abandono y una entrega total al Señor.

(gobd3.105 )

Lo primero que Muthael hizo fue ir a un lugar en donde se encontraría solo, sin que nadie pudiera verlo. Tomó la firme decisión de quedarse allí hasta que el Señor le respondiera, y que no comería ni bebería nada hasta que haya escuchado la Palabra del Señor.

Muthael dijo: ¿de qué sirve una vida tonta y filósofa sin la unión con la Palabra poderosa del Señor. Es una vida tan tonta en la que incluso ante una situación seria y de emergencia vital no se sabe ni siquiera porqué y para qué uno vive realmente en esta Tierra.

Por eso ahora tengo que tener la Palabra del Señor, y no me importa si esto me cuesta la vida, que de cualquier forma no tiene mucho significado.

Pero, ¿cómo haré para que el Señor quiera escucharme y me dé su Palabra, así como me dio Su promesa de casarme con Purista?

Ya sé lo que haré: ¡voy a empezar a amarle fuertemente y quiero delirar de amor, entusiasmarme y apasionarme por Él, como lo hace un tonto ciegamente enamorado por su doncella con la que quiere casarse.

Pero, ¿qué hacer si, a pesar de esto, el Señor me ignorara o me dejara abandonado?

En este caso yo quiero rechazar al mundo entero, sí, incluso renunciar por completo a Su promesa.

Quiero darle la espalda a mi prometida Purista para siempre y estar para mí nomás; sólo quiero adherirme al Señor con todas mis fuerzas y ofrecerle sólo a Él, en silencio, mi honra y mi alabanza. Y a todo lo demás quiero considerarlo como si jamás hubiera existido por la eternidad.

Y, a todo esto, yo quiero decir y lo diré también con la completa y máxima firmeza y de la forma más viva posible dentro de mi alma:

"¡Señor, ahora estoy aquí por completo ante ti y he abandonado todo a causa de Ti. Entonces ahora también has pues conmigo lo que Tú quieras, y para mí todo estará bien!"

(gobd3.105.12 )

Dijo el profeta Henoc respecto a Muthael:

El Señor es más prudente que todos nosotros juntos, y es también más misericordioso. Él es el verdadero Maestro y Conductor de Muthael y le enseña y le conduce ahora mismo por el camino más corto, más seguro y el mejor que le conduce a la meta.

Muthael, por cuenta propia, ha tomado la firme determinación de abandonarlo todo, incluso su vida, a favor del Amor, Misericordia y Gracia del Señor.

En poco tiempo se evidenciará, incluso en forma exterior, la manera cómo el Señor suele tratar a aquellos que lo han sacrificado todo por Amor a Él. Dios los prueba a ellos de acuerdo a la fortaleza de su fuero interior (corazón) y según el valor de la promesa solemne que le hicieron a Dios. En caso que ellos pasen la prueba satisfactoriamente, entonces también, en un instante, todas las puertas de la vida estarán abiertas para ellos.

27. ¿Cuánto se preocupa Dios por los hombres?

El Señor le explica a Roberto Blum, que ha llegado a creer que Dios ya no se preocupa más por los seres humanos debido a que hay mucha maldad por parte de los gobernantes de esta Tierra, quizás debido a que Dios está muy ocupado con otras cosas que atender a esta insignificante Tierra.

Dice el Señor:

(RB1.24.2 )

Dios se preocupa por los hombres de esta Tierra tan extraordinariamente, como si, en todo Su Infinito, no tuviera otros seres que necesitasen Su Cuidado, y los conduce durante todas las circunstancias de su vida de prueba de tal manera que casi todos, a pesar de todas las adversidades que se presentan en contra, alcanzarán obligatoriamente el elevado destino. ¡Este exclusivo destino es el único por el cual ellos han sido llamados y creados por Dios!

28. ¿Por qué tenemos miedo aun creyendo en Dios?

Dice el Señor:

(gej2.132.4-5 )

¡Este miedo residual lo produce el hecho que el mundo aun no ha sido expulsado por completo de tus entrañas!

Si este ya estuviera expulsado por completo, entonces ya no tendrías más miedo, y también sería imposibe que lo tuvieras porque tu espíritu sería lo suficientemente fuerte y poderoso para someter a toda la naturaleza y ponerla a tu servicio.

29. ¿Estamos atados a Dios o somos libres?

Un rey dijo hace unos 5000 años:

(gobd3.69.6-13)

"¡Yo fui, oh Señor, eternamente una vida dentro de Ti, pero estaba atado a Tu abundante Vida infinita; sin embargo a Ti te complació, en un cierto momento de Tu existencia, que mi partecita de vida fuera colocada en forma libre y fuera de Ti, de tal manera que ahora soy una partícula de vida liberada que proviene de Ti y, esto, por la eternidad. Una eternidad similar enn la que fui una criatura sin libertad por sí misma, pero con una vida libre en la completa atadura a Tu Vida infinita! Señor y Padre, ¿he juzgado el asunto bien o me he equivocado?"

Contesta el Señor:

"¡No, Lamech, esta vez tu conclusión es completamente buena y verdadera; de esto puedes estar totalmente seguro con la confirmación de Mi propia Boca!

Así es, como lo has expresado, y entonces Yo y tú somos eternos desde la eternidad, -solo con la diferencia que Yo soy el Todo eterno, pero tú eres únicamente una partícula de este Todo infinito que está en Mí y proviene de Mí.

Porque esto es, con seguridad, muy verdadero: cada pensamiento de un ser humano es tan antiguo como antiguo es él mismo; y depende del hombre en qué momento él lo piensa o mejor dicho lo libera colocándolo dentro de su fuero interior.

Y cuando esto sucede, entonces el hombre ha creado, por decirlo así, al pensamiento y lo ha formado dentro de sí, y a menudo también lo coloca fuera de sí a través de la acción. Entonces estos pensamientos están como si fueran seres libres, a pesar que aun están unidos a su creador, es decir, al hombre que los pensó.

Mira pues, ¡lo mismo sucede entre nosotros! ¡Yo soy el Hombre de todos los hombres, y vosotros, los hombres, sois todos Mis Pensamientos, es decir, Mi Vida, porque los pensamientos, los pensamientos libres, son en realidad la Vida dentro de Mí, de la misma manera que vuestros pensamientos, dentro de vosotros, son la vida vuestra, ya que todos vosotros habéis sido creados según Mi Imagen y Semejanza!

Por tanto, como Mis Pensamientos eternos, vosotros no soy más jóvenes que Yo Mismo, y por eso esta vez tú, Lamech, has juzgado el asunto en forma completamente correcta."

30. Revelación de cosas demasiadas profundas

A veces el Señor revela a los hombres cosas muy complejas y profundas a pesar que nosotros somos incapaces de comprenderlas. Aquí nos explica porqué lo hace:

(gobd3.66.6-14 )

"Yo te revelo cosas inmensamente profundas con la finalidad que, a través de esto, seas humillado intensamente con todo corazón y atrapes a toda tu sabiduría y conocimientos y lo pongas a Mis Pies!

Porque mientras quieras vanagloriarte, aunque sea con la más mínima chispita de sabiduría propia, entonces no podrás acceder a Mi Sabiduría; y si Yo te la diera con imposición, entonces te destruiría y eliminaría, al igual que la sal de roca encendida destruye todo lo que le rodea.

Por eso, con anticipación, tienes que ser purificado etérica y completamente ante Mí a través de tu humillación, para que seas capaz de soportar Mi Luz dentro de ti.

Mi Templo vivo de Mi Sabiduría no puede ser construido dentro de ti hasta que no hayas limpiado por completo tu propia montaña de sabiduría dentro de ti.

Por eso, ¡alégrate cuando Mi Luz empiece a presionarte; pues estás cerca de entregarme todo lo tuyo y, a cambio, recibir Lo Mío dentro de ti!

Mira, este asunto espiritual se comporta exactamente igual como con los dientes que son en realidad el símbolo de la Sabiduría:

Los dientes de leche, que el niño los obtuvo con dolor, tienen que ser eliminados con algo de dolor en el momento que vengan los fuertes dientes permanentes; pues ellos fueron los precursores que abrieron el camino a los dientes permanentes.

De la misma manera también ¡toda tu sabiduría anterior tiene que ser eliminada de ti para que, recién así, puedas recibir Mi Sabiduría eterna y poderosa!"

31. ¿Cómo amar verdaderamente solo a una mujer?

Respecto a la capacidad del hombre de enamorarse, no sólo en una mujer, sino en muchas, aquí la Palabra del Señor:

(gobd3.64.11-14 )

Dice el Señor:

"La gran cantidad de sentimientos que posee el hombre en su interior es similar a la gran cantidad semillas procreadoras que posee su cuerpo físico.

El sentimiento, que se manifiesta como una poderosa tendencia o fuerte deseo en el corazón, también es una capacidad procreadora, pero solo en el ámbito espiritual.

Pero si el hombre se entrega a la lujuria y dispersa su semilla en los callejones y en las calles, decidme, ¿podrá él, como un hombre debilitado desde su fundamento, tener la capacidad de engendrar un fruto en la justa medida con una mujer con gran capacidad de concebir con su debilitada y aguada capacidad procreadora?

¡Pues no!, porque de los orujos (residuos de las uvas exprimidas y sin sustancias) no se obtiene más zumo espiritual."

¿Qué consejo nos da el Señor para poder llevar una vida saludable?

(gobd3.64.15-18 )

"Que el hombre reúna y concentre su sentimiento en el corazón y lo dirija a Mí; cuando, con el tiempo, la concentración haya alcanzado la justa madurez, en cuanto a la fortaleza se refiere, entonces él encontrará, en Mí, la recompensa completa y totalmente satisfactoria, pues Yo soy el fundamento de todas las cosas y, por tanto, de todas las mujeres, por más bonitas que ellas sean. Entonces, el hombre con este sentimiento altamente fortalecido podrá amar a una mujer con toda la fuerza verdadera, y tampoco le inquietará nunca más la mujer de su prójimo.

Hay que saber que en este mundo todo lo que se encuentra en el interior del hombre es solo una disposición que tiene que ser edificada para una finalidad infinita, noble y eterna. Por eso que el hombre no haga uso de las fuerzas que percibe dentro de sí hasta que éstas hayan alcanzado la completa madurez.

De la misma manera como un fruto en la Tierra madura bajo la exposición de la luz del sol, igualmente las fuerzas espirituales del hombre maduran únicamente ante Mi Luz.

Por eso, cada hombre debe dirigir sus fuerzas a Mí para que se convierta en un hombre completamente maduro y poderoso dentro de Mi Orden. Quien no lo haga es el único culpable de su muerte espiritual."

32. ¿Puede el enemigo embellecer a la mujer?

Dice el Señor:

(gobd3.28.17-18 )

Pero el enemigo de la vida ha decidido adornar a las mujeres del mundo con una carne excesivamente atractiva y, con esto, tentaros; pero es por eso que os digo esto de antemano, para que sepáis cómo comportaros en todo, en caso que algo de esto sucediera.

Así que si alguno de vosotros cayera en una emergencia lo necesita, que recurra a Mí y Yo lo ayudaré.

33. ¿Puede Dios ser ofendido?

Alguien preguntó a Dios:

(gobd3.14 )

"Oh Señor, ¿puedes Tú ser ofendido por los hombres? Si vemos que cada transgresor contra Tu Orden divino obtiene automáticamente los frutos de su acción sin necesidad que Tú intervengas directamente y, por tanto, únicamente él se castiga a sí mismo".

Contesta el Señor:

(gobd3.14 )

"Sí, Yo puedo ser ofendido por vosotros. Al igual que un padre humano que ha construido una casa bien dispuesta para el bien de sus hijos, quienes, después de criticar severamente su disposición, empiezan a destruir el hogar hasta que no quede nada. Claro, el castigo viene por sí solo, pues ellos destruyeron el hogar que hubiera servido como base para su buen desarrollo, educación y crecimiento para poder vivir una vida digna en el mundo.

Si bien la destrucción no lo hicieron contra el padre, sin embargo el padre no queda insensible ante tal comportamiento de sus hijos.

Igualmente a Mí no Me es indiferente cómo se comporte un hijo Mío, porque siento dolor si Mis Hijos, por pura obstinación y desorden, empiezan a destruir mi Orden santo y eterno y ,junto a ello, Me olvidan por completo.

Por tanto Yo sí puedo ser ofendido, pero entonces ya os toca a vosotros tomar conciencia de esto y empezar a reconocer vuestra culpa y retornar a Mí. Yo, por su puesto soy mejor que todos vosotros porque Yo no rechazo a nadie sino que busco, con mucho esmero, llevar a cada hombre perdido por el buen camino para después recibirlo cuando quiera volver a Mí.

Pues así están las cosas, por eso permaneced todos en Mi Amor, así no haréis transgresiones en Mis Cosas que Yo he creado para vosotros!"

34. Dios despierta a profetas para cada pueblo de la Tierra

Aquellos que se preguntan, ¿qué pasará a los pueblos que nunca conocieron a Jesús, cómo podrán ser salvos? El Señor explica lo siguiente:

(gej08.17.3 )

"No existe ningún pueblo en el mundo que estuviera completamente sin ninguna ley. Porque Dios siempre ha despertado y llamado a hombres sabios para cada uno de los pueblos de acuerdo a sus necesidades. Estos sabios les dieron leyes y también les dijeron y les mostraron que hay un Dios que creó todo y Quien también mantiene, dirige y gobierna todo.

Estos sabios también enseñaron a la gente que Dios recompensará, aquí y en el más allá, a quienes obedecen las leyes, pero que también los hombres que son contrarios a Dios serían disciplinados y severamente castigados aquí, y con toda seguridad, en el más allá, porque el alma del hombre después muerte del cuerpo vive en otro mundo de espíritus y será juzgado por lo que hacen."

35. ¿Por qué es necesario el príncipe de la mentira?

En un diálogo con el Señor, un romano dice:

(gej08.12.2 )

"Señor, Tú solo eres lo suficientemente poderoso y no necesitas ayuda de tus innumerables ángeles y mucho menos de nuestros ejércitos romanos; ¡para Ti es muy fácil atrapar al príncipe de las mentiras y de la oscuridad que trabaja en secreto contra Ti y confinarlo para siempre en algún lugar!

¿Qué hacemos nosotros, los humanos, con un criminal completamente incorregible? ¡Lo arrojamos a la llamada prisión eterna o le damos la muerte como un castigo justo de acuerdo con la ley! Porque es mucho mejor eliminar de la Tierra a un hombre que se ha convertido por completo en un demonio consumado para que no dañe a los otros hombres que son mejores personas. Señor y Maestro, ¡haz lo mismo con el príncipe de las mentiras y la vida oscura, y habrá paz y orden y verdad, amor y justicia en la Tierra!"

(gej08.12.3 )

El Señor: "¡Puedes hablar bien y fácil de esta manera, porque todavía no entiendes y no ves en qué consiste el infierno y en qué consiste el príncipe de la mentira y de la oscuridad!

(gej08.12.4 )

Tienes razón al decir que con seguridad Yo tengo el poder de destruir el infierno junto con su príncipe y todos sus demonios; Pero si Yo hiciera eso, ¡entonces ya no tendrías la Tierra bajo tus pies, ni el sol, o la luna y tampoco ninguna estrella más! Porque toda la creación material es un juicio constante bajo el Orden inmutable de Mi Voluntad y Mi Sabiduría. Esta debe ser y existir para que las almas de los hombres puedan conquistar para sí la libertad y la independencia total de la vida eterna e indestructible en el duro piso del juicio.

(gej08.12.5 )

Si ahora Yo disolviera toda la creación material de acuerdo a tu consejo, entonces tendría que destruir, con ello, todos los cuerpos físicos de los hombres; cuerpo que es una herramienta necesaria para el alma, porque de acuerdo a Mi más alta Sabiduría y Conocimiento más profundo, solo con esta herramienta se puede conquistar y adquirir la vida eterna.

36. Sobre la materia y sus peligros

El Señor explica a un romano sobre la utilidad de la materia y cómo debemos estar atentos a no caer en la dependencia

(gej08.12.6 )

Puede suceder fácilmente, para la gran desgracia del alma, que ella se deje seducir por los atractivos de la carne. Atractivos que son necesarios para alcanzar la Vida Eterna. Si el alma cede a estos atractivos y se hunde en ellos, con todo su amor y sus pensamientos y deseos, entonces ha entrado en el juicio de su propio príncipe de la mentira y oscuridad. Salir de este estado es sumamente difícil.

(gej08.12.9 )

El único poder y sabiduría, con el cual el hombre puede luchar contra los atractivos de la carne, es la Verdad que Jesús ha enseñado y el Poder de la mayor abnegación posible y de la verdadera humildad del corazón.

(gej08.12.10 )

Quien quiera sólo aquello que reconoce como verdad y actúe según esa verdad, entonces ha vencido a todo el infierno y a sus principados. Todos los malos espíritus que moran en la materia no pueden hacerle el más mínimo daño. Así ellos quieran reunirse y tener el tamaño del gran hombre cósmico, no tendrán más poder que la paja ante el viento de una poderosa tormenta.

(gej08.12.15 )

El hombre debe ejercitarse, desde su temprana infancia, en la abnegación de todo tipo de apasionamientos carnales para que ellos no se vuelvan los señores sobre su alma. Porque cuando ellos, los apasionamientos, han crecido por encima de la cabeza, entonces al hombre le va a ser muy difícil dar órdenes a las avideces y tentaciones de su carne porque su alma se ha vuelto débil y conformista.

(gej08.12.16 )

Si el hombre ha sido conducido y se ha ejercitado desde la juventud en la Verdad del claro entendimiento y en el buen razonamiento con el fin de que se vuelva un señor sobre su carne y que no ceda ante lo que ella le exige según el Orden Divino, entonces a aquella alma todas las riquezas materiales y sus atractivos o tentaciones le serán indiferentes.

Un alma, que ha sido fortalecida por el espíritu, no solo es un señor sobre los apasionamientos de su cuerpo físico, sino también un señor sobre toda la naturaleza del mundo y así mismo un señor sobre todo el infierno y los principados de la mentira y de la oscuridad.

37. La sabiduría más elevada

(gej04.1.9 )

La sabiduría más elevada es llegar a ser sabios por el amor pleno de acción. ¡Por el contrario, el saber no sirve de nada sin amor! Por eso no debéis preocuparos por saber mucho, sino por amar mucho, y el amor os dará lo que ningún conocimiento puede daros.

Está bien aprovechar las horas para enriquecer vuestros conocimientos y vuestra experiencia de variadas maneras con tanto celo, aunque todo eso por sí solo no le aprovechará mucho a vuestra alma. Pero si dedicáis el tiempo a amar al prójimo con el mismo afán, un día será de gran provecho para vuestras almas.

38. El corazón es un campo

(gej04.1.8 )

Vuestro corazón es un campo de cultivo, el amor activo es la semilla viva, y los hermanos pobres representan el estiércol que sirve de abono para el campo.

Quien de vosotros siembre muchas semillas en su campo bien abonado, tendrá cosecha plena. Con cuantos más pobres abonéis el campo, más fértil será. Cuantas más buenas semillas sembréis en él, más ricas serán las cosechas. Quien siembre abundantemente cosechará en abundancia, pero quien siembre con parquedad poco recogerá.

39. Si quieres serlo todo

(gej04.1.5 )

Cada cual debe dejar de ser algo para sí mismo, para poder serlo todo en Mí. Pero antes, cada cual tendrá que atravesar conmigo la puerta estrecha de la más completa renuncia a sí mismo, hasta que se vuelva como Yo soy.

(gej04.1.6 )

Amar a Dios sobre todas las cosas significa abrirse por completo y disolverse en su totalidad en Dios.

Amar al prójimo significa ser totalmente empático con él, es decir, identificarse por completo con la vida del prójimo, sin lo cual nunca podrá amarle completamente: un amor a medias no sirve ni al que ama, ni al que es amado.

(gej04.1.7 )

Si desde una alta montaña quieres tener una buena vista en todas direcciones, siempre deberás subir a la cumbre más elevada porque desde una cima más baja buena parte del paisaje quedará inevitablemente oculta a tu vista. Lo mismo pasa con el amor: lo más extremo debe venir de lo más profundo de vosotros para que sus frutos se manifiesten.

40. Sin Mí no podéis hacer nada

(gej08.18.1 )

El Señor: Cualquier cosa que hagáis, ¡hacedlo siempre en Mi Nombre; porque sin Mí no podéis hacer nada efectivo para la salvación de vuestras almas! Y al final, después de haber hecho todo lo que se os mandó y aconsejó hacer a favor de la vida eterna y verdadera, ¡decid y reconoced, tanto dentro de vosotros como ante el mundo, que fuisteis siervos inútiles y ociosos! Porque solo Dios es todo en el todo y sólo Él efectúa todo lo bueno en los hombres.

41. ¿Existe una comunicación con los espíritus del más allá?

El Señor:

(gej08.18.8-9 )

Un alma, que tiene el Cielo dentro de sí, a través de sus buenas obras de acuerdo a Mi Voluntad, puede percibir el Cielo dentro de sí incluso en el día más soleado y, de vez en cuando, en los sueños lúcidos en la noche. Porque por eso han sido dados al hombre las visiones en los sueños, para que a través de ellos el hombre durante su vida en la Tierra pueda permanecer en un contacto con el mundo de los espíritu, ya sean de las bajas o de las altas regiones. Esto dependiendo si han construido y, mejor dicho, creado, más o menos, el Cielo verdadero a través de sus buenas obras de acuerdo a la Voluntad de Dios.

Por eso, ¡caminad según Mis Mandamientos, y así pronto y fácil veréis dentro de vosotros la forma y esencia del Cielo!

42. ¿Qué es el Reino de Dios?

Dice el Señor

(gej08.18.4 )

Grabadlo bien en vuestro interior: El Reino de Dios no es una manifestación visible externa y ni tampoco llega a vosotros como un dibujo o forma externa, sino que está dentro de vosotros, en lo más interior y consiste en el Espíritu del Amor puro a Dios y hacia el prójimo y de la resultante verdad de la vida del alma; porque quien no tenga ni sienta amor, ni a Dios o al prójimo dentro de sí, aquél tampoco tiene vida dentro de sí y no tiene resurrección que es el Cielo en el hombre, y por tanto tampoco vida en él, sino solo tiene juicio y de esa forma con seguridad la muerte que es eterna respecto a la Vida única verdadera y perfecta en el Cielo.

(gej08.18.6 )

Si meditáis un poco más profundamente sobre lo dicho anteriormente, entonces con seguridad ya no Me volveréis a decir: "¡Señor, muéstranos la puerta del Cielo y también un poco de lo que hay en él!", o "¡Muéstranos también algo del infierno para que seamos advertidos a través de esa visión y, así, nos alejemos más fácil del pecado!". Quien pregunte de esta manera, Yo tendría que decirle: necio; cada hombre tiene el Cielo o, en el peor caso, también el infierno dentro de sí y puede verlo todo dentro de sí.

43. ¿Cómo se puede ver el Cielo?

Dice el Señor:

(gej08.18.3 )

No miréis ni arriba ni abajo con vuestros ojos de la carne, si queréis desentrañar la verdadera forma y la esencia del Cielo, que es el Reino de Dios. Más bien dirigid vuestros ojos de vuestro corazón (fuero interior) que están dentro de vuestra conciencia de vida de Amor en lo más interior del ser, entonces así veréis el Cielo. Y lo veréis en todo lugar, en cualquier punto de Mi Creación que os queráis encontrar, sea aquí en esta Tierra o en cualquier otra esfera, siempre será lo mismo; y es que la forma del Cielo se manifestará según la forma de vuestro fundamento de vida que será constituido de acuerdo a Mis Palabras y a través de vuestras buenas obras. Recién a través de vuestro cielo podréis también entrar a Mi Cielo que es eterno e infinito.

44. ¿Cuál es la puerta al Cielo?

Dice el Señor:

(gej08.18.2 )

¡Yo soy la Puerta, el Camino y el Cielo Mismo! Quien Me oye, y cree en Mí y ama al Padre dentro de Mí, aquel anda a través de la Puerta correcta de toda vida y existencia por el camino luminoso hacia el Reino del Cielo que ha sido creado espiritualmente mediante Mi puro Amor en la forma más luminosa y viva proveniente de Mi Sabiduría.

45. Cómo vivir libre de tribulación

Dice el Señor:

(gej08.16.10 )

Cualquier cosa que pidáis al Padre en Mi Nombre, os será dado, porque sólo el Padre es bueno y no tiene ninguna complacencia en el sufrimiento de los hombres.

(gej08.16.11 )

Pero Él tampoco impide que el sufrimiento venga sobre aquellos hombres que olvidan al Padre que, por puro sentido mundano, no tienen ninguna fe y que se entregan ellos mismos a cosas que les prepara y les trae todo tipo de tribulación. Continuad caminando por los senderos que ahora os he mostrado fielmente, entonces así habréis de sufrir poco y vuestra retirada de este mundo será algo fácil.

(gej08.16.12 )

Mayormente sólo vienen al final amargos sufrimientos sobre aquellos que, motivados por todo tipo de asuntos mundanos, han enterrado su alma demasiado en su carne. Esto es así porque tal alma tiene que ser separada de su carne con mucha violencia con la finalidad que ella no muera por completo dentro de su carne. Este proceso de separación produce también dolor en el cuerpo físico. Pero incluso este proceso es bueno para el alma, porque ella será purificada de sus apetencias carnales a través de los dolores y sufrimientos y, con esto, el alma encontrará en el más allá un avance más fácil y más seguro en la trayectoria de la vida espiritual.

46. El alma y el espíritu en el hombre

(ti2.52.4 )

El alma es el órgano receptor que alberga todas las innumerables ideas de la fuente primaria. El alma surgió de un soplo desde la fuente primaria.

El alma es la portadora de las formas, de las relaciones y de los procedimientos. Todas estas ideas, formas, relaciones y procedimientos están puestos dentro del alma en envolturas pequeñísimas.

(ti2.52.5 )

El alma humana es la aglomeración de todo ello en una justa medida y puesto dentro de un ser.

Si el alma es, pues, un compendio de incontable cantidad de partículas inteligentes, sustanciales y diversas, entonces ella también puede, ya que es algo aglomerado, ser separada en sus partes, al igual que el aire, que si bien forma un continuo, es capaz de ser dividido sin límites.

(ti2.52.9 )

El espíritu no tiene forma, pero es aquello que crea las formas. Y, recién cuando la forma ha sido creada, el espíritu puede manifestarse en el mundo de las formas como otra forma más que interactúa con ellas.

(ti2.52.10 )

Dicho de otra manera: Si una fuerza quiere manifestarse como tal, tiene que crearse una fuerza contraria, recién con ese punto de apoyo creado la fuerza puede expresarse exteriormente y mostrar una manifestación.

(ti2.52.11 )

Por tanto el espíritu es igual a la luz que, si bien eternamente permanecerá siendo luz, no será visible o perceptible hasta que exista un objeto contrario al cual pueda iluminarlo.

47. Sobre las enfermedades del alma

Dice el Señor a un juez romano hace unos 2000 años:

(gej04.36.7 )

"¿No sería mejor, más inteligente y más humano educar más médicos y preparar más medicamentos para las almas enfermas que para sus cuerpos físicos, que en poco tiempo se convertirán en alimento para los gusanos?

gej04.36.8. ¡Que una enfermedad del alma fuertemente establecida es más difícil de curar que una del cuerpo, eso Yo lo sé muy bien; pero ninguna es completamente incurable! ¡Mientras que finalmente hay una enfermedad final para cada cuerpo, para cuya curación no ha crecido ninguna hierba en todo el mundo! ¡Y sin embargo, vosotros actuáis muy equivocados!

gej04.36.9. Para el cuerpo quebradizo, totalmente mortal, construís hospitales sobre hospitales, farmacias y baños, ungüentos y tiritas y bebidas curativas; ¡pero para el alma inmortal ni siquiera habéis construido un sanatorio!"

48. Un evangelio cortísimo

Ante la siguiente pregunta:

(gej07.28.1-2 )

"Oh Señor, ¿qué podemos hacer nosotros, pecadores, paras subsistir ante Ti?"

El Señor contesta:

"Nada más que escuchar Mis Enseñanzas, guardarlas y vivir de acuerdo a ellas, amar a Dios sobre todo y a tu prójimo como a ti mismo, y así has despertado a los siete espíritus de Dios dentro de ti y, a través de esto, tienes Vida Eterna como lo expliqué anteriormente. — ¿Estás satisfecho con esto?"

49. Amar a Dios solo como hombre

(gobd2.24.16 )

No puedes amar a Dios como Dios, sino solo a Dios en su manifestación de Hombre, porque ningún ser vivo limitado puede soportar al Dios infinito, o al Fuego infinito del Amor divino, como tampoco ningún espíritu creado puede contener la Plenitud infinita de la Sabiduría divina.

50. El miedo no sirve a un corazón libre

(gobd2.24.2-3 )

El miedo en el corazón inmortal es como una mosca de la fruta que inyecta con su trompa una larva que al final destruirá la fruta.

(gobd2.24.7-8 )

Tener miedo exagerado a Dios es vano porque Dios es el máximo Amor Mismo y es, desde el fondo de Su Corazón, humilde, manso, suave, indulgente y sumamente paciente.

51. La complacencia de Dios

(gobd2.24.11-13 )

Al Señor no le agrada que sus hijos intenten satisfacer miedosamente a Dios, sino más bien Él tiene la máxima complacencia en Sus Hijos que son igual a los pequeños niñitos que, sin miedo y temor ante sus padres, hablan y gritan todo el tiempo con buen ánimo, ¡como si fueran los señores de la casa! Y también, cuando con hambre y sed, corren hacia sus padres en todo amor y entrega infantil y les piden pan; y cuando, habiendo recibido el pan de las manos de los padres, les agradecen más a través de disfrutar felices y alegres el pan que a través de una exagerada reverencia y miedo o a través de largas palabras de agradecimiento sin gran contenido.

52. Sobre las posesiones

El diccionario católico define la posesión diabólica como el control interno por el demonio de las acciones del cuerpo de un ser humano. La libertad de la víctima sobre su alma permanece. La posesión puede ser continua o intermitente. La víctima no siempre es culpable de la posesión. Jesús manifiesta su poder para liberar de la posesión.

(gej08.32.3 )

Las posesiones solo suceden entre las personas que han perdido su fe en un Dios y en la inmortalidad del alma

(gej08.32.1 )

El Señor ha expulsado demonios tanto entre judíos como entre griegos.

(gej08.32.1 )

Los espíritus malos solo se posesionan en la carne, pero no pueden dañar el alma de la persona.

(gej08.32.4 )

Las posesiones parecen ser algo muy malo, pero está permitido por Dios porque tienen algo bueno: servir de una advertencia que la incredulidad en la vida después de la muerte del cuerpo es vana. También sirve para enseñar que el Señor es capaz de castigar a los hombres mundanos también en el más allá.

(gej08.32.5 )

Un aspecto positivo de porqué Dios permite las posesiones es que el espíritu malo que se ha posesionado en la carne de algún hombre será humillado al ser expulsado y con eso después estará más iluminado y más manso. Las personas en el más acá que presencian el desarrollo de la posesión también podrán meditar más sobre espiritualidad.

(gej08.32.10 )

Las personas que tienen una fe viva y luminosa no experimentan las posesiones, porque el alma y el espíritu penetran todo el cuerpo de tal manera que ningún otro espíritu puede entrar en aquella carne.

(gej08.32.10 )

Si un alma está oscura y tiene miedo y está debilitada, entonces sí puede un espíritu entrar en tal carne.