Citas de la Nueva Revelación
recibidas por Jakob Lorber
Pablo a los colosenses
«Y cuando esta carta sea leída entre vosotros, haced que también se lea en la iglesia de los laodicenses, y que también vosotros leáis la que viene de Laodicea».
Col. 4:16

Pablo recomienda que los colosenes también lean la carta enviada a Laodicea. (Click aquí para leer la carta completa)
Pablo a Laodicea
«Pablo, apóstol de Jesucristo por la Voluntad y la Gracia de Dios,... a la santa comunidad de Laodicea. ¡Que la Gracia esté con vosotros y la verdadera Paz de Dios, nuestro Padre, en el Señor Jesucristo!

(Timoteo y yo) hemos oído, a través del Espíritu del Señor, del hermano Epafras y de Ninfas, que habéis caído en algunos puntos y os habéis elegido un obispo y un sacerdocio, y queréis hacer un ídolo de Cristo — y os habéis reservado una casa (como templo), un día festivo y vestiduras adornadas,... Y ahora, para que estéis enterados, os hago saber sobre la lucha que tengo que sufrir por vuestra causa, vosotros que habéis visto o no la carne de mi persona».
Destino supremo
«Ya que los seres humanos de la Tierra tienen la destinación de convertirse en hijos de Dios, aquí se encuentran los mayores vicios, así como las más altas virtudes, que dan testimonio sobre este supremo destino. Los habitantes de los innumerables otros mundos están significativamente más limitados en términos tanto espirituales como naturales».
Un ángel a Cirenio
GEJ 2.60.4-5
La Tierra: una lucha contra la oscuridad
«Mi amigo, la hora aún no ha llegado en la que el príncipe oscuro del mundo será juzgado; ¡pero está muy cerca! Sin embargo, incluso cuando sea juzgado, pronto habrá personas que tratarán con Mis Leyes más puras en la época peor que el mismo Satanás. En la Tierra, la luz siempre tendrá que luchar contra la oscuridad».
El Señor a Jurah
GEJ 3.214.2
La Tierra: escuela de humildad
«El planeta Saturno es el más hermoso y excelente de los planetas que orbitan alrededor del Sol, al igual que tu Tierra, que es el planeta más feo y último en toda la creación pero destinado a servir como escuela de humildad y cruz para los espíritus más grandes».
El Señor al Obispo Martín
OM 43.1
El Señor le explica al obispo católico, Martín, que la Tierra es en todos los aspectos el planeta más imperfecto, último, miserable y peor en toda la creación, pero está destinado a servir como escuela de humildad los hijos de Dios.(Prophetia)
Libre albedrío
«(El planeta Tierra) es la portadora de Mis hijos verdaderos, quienes, según Mi Voluntad revelada a ellos, tienen la responsabilidad de dirigirse y educarse a sí mismos con el uso de su libre albedrío».
El Señor
GEJ 8.76.5
Renacimiento espiritual
«El que no renace del agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios».
Juan 3.5
«El renacimiento del agua y del espíritu significa que el alma precisa primero de la purificación por el agua de la humildad y abnegación ( agua: símbolo de la humildad, acepta todo lo que se le hace, busca los lugares más bajos del mundo, huye de las alturas) y luego por el espíritu de la Verdad. Quien con su alma purificada asimila la Verdad y la reconoce como tal, la misma Verdad le liberará su espíritu. Este tránsito del espíritu a tal libertad es la entrada del espíritu al Reino de Dios».
Jesús de Nazaret, GEJ 1.18.8
La fraternidad verdadera
«Los verdaderos hijos del Padre se respetan mutuamente y no exigen reverencias de sus hermanos, sino lo único que manifiestan entre ellos consiste en que se aman como verdaderos hermanos por el amor que sienten por Dios».
Kisehel
GobD 2.201.3
La sencillez del buen Padre
«Dios, el Señor, el buen Padre de todos Sus Hijos, no encuentra alegría en el esplendor y el brillo. Por eso, Sus Hijos son completamente simples y modestos; y Él mismo como Padre es el más simple y modesto entre Sus Hijos».
El Señor
SolE 2.59.19
La creación de Adán y Eva
«El Amor de Dios formó de arcilla al primer hombre que lo llamó Adán (“hijo de la Misericordia y la Gracia”). Posteriormente extrajo el amor propio del alma de Adán y lo colocó en un nuevo cuerpo físico que le llamó Eva (“Liberación del egoísmo”)».
El Señor
GobD 1.7
La Vida eterna
«Quien, haciendo uso de su libertad, se salga del Orden divino del Amor, actúa en contra del Amor y la Vida y, por tanto, no podrá subsistir para siempre».
El Señor
GobD 1.6.1
La Paz y la Vida eterna
«Mirad la paz que existe en los polos de la Tierra, así también tiene que ser la Paz del Amor en Dios en la que se fundamente la receptividad para la Vida y la Luz».
El Señor
GobD 1.6.4
Cómo encontrar al Señor
«Me buscaréis y Me encontraréis, cuando Me busquéis de todo corazón».
Jeremías 29:13
«Quien Me busque en Mis obras y señales, tendrá una tarea muy ardua y laboriosa, y se cansará fácilmente bajo la gran carga y el peso. Pero quien Me busque en y por el Amor, Me encontrará pronto y fácilmente dentro de sí mismo como la fuerza de toda vida. Y si Me ha encontrado, entonces también ya ha encontrado todo como la Vida eterna, su Poder, Fuerza y Sabiduría».
Jesús de Nazaret
GEJ 8.214.10
Las pruebas de la vida
«Así como los mares están sujetos a los vientos y las tormentas, también todo ser humano que vive en la Tierra está sujeto a las pruebas y batallas espirituales permitidas (por Dios). Son pruebas y batallas que el hombre debe superar y luchar para alcanzar la verdadera vida a través de ellas».
Jesús de Nazaret
GEJ 8.162.10
El Señor no desea templos
«Yo no moraré en los templos construidos exclusivamente para Mi adoración con los labios, como ha sido hasta ahora. No construyan más templos para Mí, sino posadas y albergues para los pobres, que no tienen nada con que pagarles. En el amor a los hermanos y hermanas pobres os convertiréis en Mis verdaderos adoradores, y Yo estaré entre vosotros con frecuencia en tales verdaderos lugares de adoración, sin que lo noten de inmediato».
Jesús de Nazaret
GEJ 1.49.10-11
Herramienta para la vida material
«El cuerpo humano no puede creer ni desear nada. El cuerpo sirve al alma solo como una herramienta para la actividad exterior (en el mundo material) durante un corto tiempo, y luego también para su crecimiento y desarrollo. Pensar, amar, desear y actuar según las verdades reconocidas es asunto del alma».
Jesús de Nazaret
GEJ 8.129.5
El alma en el más allá
«Todas las almas humanas, ya sean buenas o malas, continúan existiendo después de la muerte del cuerpo. Entre todos los pueblos de la tierra, esto lo han experimentado ciertos hombres de carácter más introvertido a través de millones de ejemplos de lo más elocuentes y convincentes, ya que a menudo tuvieron un prolongado contacto y trato instructivo con las almas de los fallecidos físicamente, a veces incluso durante años».
Jesús de Nazaret
GEJ 8.129.1
Contemplación introspectiva
«Bienaventurado el hombre que medita de día o de noche en la Ley de Jehová en la que está su delicia».
Salmo 1:1-2
«En verdad os digo: Nada hay más beneficioso para el ser humano que una contemplación introspectiva de vez en cuando».
Jesús de Nazaret
GEJ 1.224.8
No aparentar ser mejor
«Quien en esta Tierra quiera mostrarse como un mejor ser humano de lo que es en realidad, alberga aún un sentido de hipocresía. Pero con este sentido aún no se puede llegar al Reino de Dios. Pero quien en el futuro quiera ser aprobado por Mí, tiene también que mostrarse ante el mundo tal como es. Entonces no tendrá que enfrentar ningún otro juicio ante Mí y Mis Ángeles, si ha mejorado en sus acciones y omisiones».
Jesús de Nazaret
GEJ 8.80.18
El Señor y los amantes de la naturaleza:
«Los hombres pueden tener placer en la belleza de la Tierra, pero siempre deben recordar en sus corazones a Aquel que hizo la Tierra tan hermosa y bien adornada, entonces serán edificados en sus corazones y estado de ánimo. Porque quien contempla las obras de Dios con ojos verdaderos, también puede gozar del vano placer en ellas. Los amigos de la hermosa naturaleza de la Tierra son, con seguridad, hombres de mejor índole y fácilmente llevados a la madurez para el Reino de Dios».
GEJ 8.78.9
El origen de Eva
«Dios hizo que el hombre cayera en un sueño profundo, y mientras dormía, le sacó una de las costillas y le cerró el lugar con carne. Con la costilla, Dios hizo una mujer y se la presentó al hombre. Dijo entonces el hombre: '¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Se llamará 'mujer' porque del hombre fue sacada».
Génesis 2:21-23
«Y Dios hizo dormir a Adán y formó en su corazón una figura parecida a él, de gran garbo y hermosura. Adán, al despertar, vio a su mujer quien se deleitó al verle y se inclinó hacia él y comenzó a seguir cada uno de sus movimientos. Y Dios la denominó “Eva” que significa: «el inicio de la liberación del amor propio y del renacimiento espiritual resultante de tal liberación».
GobD 1.7
El que busca, encuentra
«Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre”».
Mateo 7:8
«Es siempre un gran error entre los hombres que solo unos pocos se dan cuenta de lo que les falta y dónde. Porque si los hombres lo notaran y lo sintieran, buscarían con gran diligencia y esfuerzo lo que ha desaparecido y tratarían de encontrarlo, y encontrarían mucho. Pero como son perezosos y no saben ni sienten lo que aún les falta, tampoco buscan lo que les falta ni lo encuentran. Pero el que busca, encuentra; y al que pide, se le dará; y al que llama a la puerta, se le abrirá».
Jesús de Nazaret
GEJ 8.69.2
El intelecto
«Al hombre se le ha dado el intelecto como una luz útil y buena para buscar a Dios y Su Voluntad. En todos los tiempos ha habido hombres que lo han hecho con toda seriedad y encontraron lo que buscaban».
Jesús de Nazaret
GEJ 9.19.7
Revelaciones
«Desde Adán hasta ahora, la humanidad jamás ha estado sin recibir revelación proveniente de Mí, ni siquiera durante un año. Estas revelaciones no generan coerción alguna, porque un hombre sin libre albedrío sería solo una máquina de Mi Voluntad».
Jesús de Nazaret
GEJ 9.19.6
«¡Jerusalén, Jerusalén, cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!».
Jesús de Nazaret
Mateo 23:37
La Vida Eterna
«Yo soy la resurrección».
Juan 11:25
«El que Me ama verdaderamente jamás gustará de la muerte. Como el más rápido pensamiento será transfigurado de esta vida del cuerpo a la Vida Eterna, y habitará Conmigo, su Padre desde la eternidad».
Jesús al rey Abgaro
Abg 3.13
El Amor y la Misericordia
«El Amor y la Misericordia están en un grado más alto que la Sabiduría y la Justicia. Tráta a tu enemigo con amor y compasión, así tú serás uno Conmigo y con Aquél que está en Mí y del cual he venido para ser un hombre al igual que tú».
Jesús al rey Abgaro
Abg 4.14
¿Me amas?
«A menudo Yo he dicho a aquellos que he ayudado a liberarse de toda clase de males corporales: “¡Mira, esto lo ha hecho tu fe!”. Mas a ninguno he preguntado todavía: “¿Me amas?” Y hasta ahora ninguno Me ha dicho desde el fondo de su corazón: “¡Señor, yo te amo!».
Jesús al rey Abgaro
Abg. 3.9
El Reino de Dios es lo grande
«Busca lo grande, es decir Mi Reino, y lo pequeño de este mundo te será concedido; pero si buscas lo pequeño, no serás considerado digno de lo grande».
Jesús al rey Abgaro
Abg 4.13
Toda acción será bendecida
«Quien camine y actúe en completa armonía Conmigo experimentará siempre la verdadera bendición en cada paso y obra que haga».
Jesús de Nazaret
GEJ 08.154.2
La palabra del profeta
y la Palabra Viva
«La palabra del profeta es tan sólo una guía fiel y muestra a las personas cómo pueden llegar a la Palabra Viva de Mi Boca y a través de ella pasar a la vida del espíritu. Mi Palabra ya es la Vida en sí misma y da vida a todo aquel que la escucha con buen corazón, porque la Vida fundamental de toda vida pasa inmediatamente a la vida del hombre».
Jesús de Nazaret
GEJ 09.56.6
Más que todos los tesoros
«Amar a Dios auténticamente mediante cada acción supera con creces la riqueza de un señor que posea todos los tesoros, no solo los de este mundo, sino los de todos los mundos del universo».
El Señor
GEJ 5.6.2
Eres nuestro Padre
«Y ahora, Jehová, Tú eres nuestro Padre; nosotros barro, y Tú el que nos formaste; así que obra de Tus manos somos todos nosotros».
Isaías 64:8
«No Me creas, sino ámame, así Me conocerás como un verdadero Padre. El Amor te sanará y disipará todas tus dudas. Por lo tanto, ve y examina tu corazón, sé humilde, y seré para ti un verdadero Dios y Padre eterno».
El Padre celestial
GobD 2.257.20-21
Ser enseñados por el Padre
«Ninguno puede venir a Mí, si el Padre que Me envió no le trajere; y Yo le resucitaré en el día postrero».
Juan 6:44
«Porque en verdad Yo os digo que nadie vendrá a Mí, a menos que el Padre lo atraiga hacia Mí. Todos debéis ser enseñados por el Padre, es decir, por el Amor eterno en Dios, si queréis venir a Mí. Todos debéis ser perfectos, así como el Padre en el cielo es perfecto.».
Jesús de Nazaret
GEJ 4.1.4
El gran misterio del renacimiento espiritual
«El mucho conocimiento, así como la experiencia más abundante, no os llevarán allí, sino solo el amor vivo a Dios y en la misma medida al prójimo; en eso radica el gran misterio del renacimiento de vuestro espíritu proveniente de Dios y en Dios».
Jesús de Nazaret
GEJ 4.1.4
Llegar a ser como Jesús
«Cada uno deberá pasar primero conmigo por la estrecha puerta de la completa negación de sí mismo, hasta que llegue a ser como Yo soy. Cada uno debe dejar de ser algo para sí mismo, para poder llegar a ser todo en Mí».
Jesús de Nazaret
GEJ 4.1.5
La regla completa para ser un hijo de Dios
«Si quieres ser un hijo de Dios, debes saber que toda la regla es esta: ¡Sé humilde de corazón en todo momento! Ama a Dios con todas tus fuerzas de vida por encima de todo y cumple Su voluntad al levantar y respetar a tus hermanos y hermanas más que a ti mismo. Si haces esto, serás un hijo de Dios».
El Sol Espiritual
SolE 2.59.14-15
Caminad en la luz
«Vivid de acuerdo con la enseñanza, y así viviréis, y —en todo lo que hagáis y dejéis de hacer— caminaréis en la luz y no más en la noche del pecado de vuestra carne y sangre».
Jesús de Nazaret
GEJ 6.90.13
La Vida eterna
«Si sólo creéis pero no eleváis la fe a la acción, entonces la fe misma todavía está muerta y no puede dar al alma la verdadera vida. A través de la acción la fe se vuelve viva y también el alma a través de su fe viva. Por eso Yo os digo una vez más: ¡No seáis puros creyentes en lo que oís de Mí, sino sed hacedores amorosos y celosos, y la verdadera vida eterna vendrá a vosotros dentro de vosotros!».
Jesús de Nazaret
GEJ 8.183.6
Llegar a ser un hijo de Dios
«Solo aquel que permita que Dios lo tome, lo guíe y lo lleve en Sus Manos será verdaderamente Su hijo y lo logrará».
El Señor
GobD 2.06.23
El camino hacia la perfección
«Como solo hay un Dios; un Orden divino y solo una Verdad, así también solo hay un Camino verdadero que conduce a Dios y a la verdadera Libertad eterna. Quien no quiera seguir este camino, permanecerá eternamente lejos de Dios, de Su Orden, Verdad y Libertad verdadera. Y quien no se libere a través de la única verdad en Dios, seguirá siendo un miserable esclavo por la eternidad».
El Señor
RB 2.186.6
El poder absoluto
«El que siembra para su carne, de la carne segará corrupción».
Gálatas 6:7-8
«Dios ha establecido desde Su Orden que todo lo malo y falso siempre se destruye a sí mismo. Cuanto más esta maldad y falsedad se esfuerce por alcanzar el poder absoluto, más pronto se destruirá a sí misma».
El arcángel Rafael
GEJ 5.46.7
¿Qué hace feliz a Dios?
«A Mí Me da felicidad únicamente lo que da felicidad a Mis hijos. Mi Divinidad, Mi Sabiduría, Mi Omnipotencia o Mi Omnisciencia no Me generan la mayor felicidad de todo Mi Ser, sino solo el gran Amor por Mis verdaderos hijos que Me aman».
El Padre en Jesús de Nazaret
OM 186.6-17
Jesús Emanuel
«Por eso, el Señor mismo les dará una señal: La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamará Emanuel (que significa 'Dios con nosotros')».
Isaías 7:14
«Acuérdate de Mí! Mi nombre es Jesús Emanuel, y Mi espíritu es Jehová Zebaoth! Ahora sabes dónde estás parado! ¡Confía y edifica sobre Mí, y no verás la muerte!».
El niño Jesús a Nicodemo
Tres días en el Templo, TdT30.9
Jesús conoce el corazón
«Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo, Jehová, escudriño la mente y pruebo el corazón para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras».
Jeremías 17:9-10
«Yo conozco a todos los hombres y sé lo que pasa en sus corazones. Además, toda influencia o manejo de los sentimientos que pueda haber en sus corazones proviene únicamente de Mi parte, y donde es necesario Yo sé lo que he de hacer».
Jesús Emanuel Jehova Zebaot
GEJ 04.21.10
¿Quién fue crucificado?
«Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo el que en él cree tenga vida etern».
Juan 3:14
«Sin embargo, no es el Hijo unigénito de Dios, sino el Hijo del hombre el que será elevado como la serpiente de Moisés en el desierto».
Jesús a Nicodemo
GEJ 01.21.
El Hijo de Dios
«Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna».
Juan 3:16
«Tanto amó Dios al mundo que le dio su Hijo unigénito, es decir, su Sabiduría que emana de Él desde toda la eternidad, para que todos aquellos que creen en Él no perezcan sino tengan la Vida eterna».
Jesús de Nazaret
GEJ 01.21.1
El Hijo del hombre
«Nadie subió al cielo, sino el que descendió del cielo; el Hijo del Hombre, que está en el cielo».
Juan 3:13
«¡Nicodemo, mírame! Tengo una cabeza, un cuerpo, manos y pies. Todo esto es carne y es un hijo del hombre, porque lo que es carne viene de la carne. Pero en este Hijo del hombre, que es carne, reside la Sabiduría divina que es el Hijo unigénito de Dios».
Jesús de Nazaret
GEJ 01.21.2-3
Alegría sin límites
«Ya no soy yo el que vive, sino que es Jesucristo el que vive en mí».
Pablo, Gálatas 2:2
«Si vives seriamente de acuerdo a Mi Doctrina prepararás al Cristo vivo en el presente. De esta manera Me transportarás de tu memoria hasta tu corazón y solo así obtendrás esa alegría que ya no podrá arrebatarte ningún mundo o eternidad, ¡ni siquiera por un momento muy breve!».
Jesús de Nazaret
dadi2.440421.16-17
El mundo es...
«No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo».
1 Juan 2:15-17
«¡El mundo es una herramienta con la que se puede crear muchas cosas buenas y magníficas. Mis discípulos tienen que utilizarla como Yo, el único y verdadero Maestro, les he enseñado! Así, esta herramienta les preparará la Vida eterna y les hará fuertes en esta Vida eterna. Si la utilizan de otra manera, podrá ser como un cuchillo muy afilado en manos de niños inconscientes los cuales fácilmente pueden hacerse una herida grave».
Jesús de Nazaret, GEJ 01.83.7-9
¡Sígueme!
«¡Sígueme y deja que los muertos entierren a sus muertos!».
Mateo 8:22
«Y el discípulo inmediatamente siguió a Jesús; porque comprendió que era mejor preocuparse por la vida que por la muerte, ¡una vana preocupación que es más adecuada para los muertos! Porque todo el que cree en la pompa funeraria está más o menos muerto por el hecho de honrar a la muerte y por tener una gran fe en honor a la muerte. La verdadera muerte del hombre es el egoísmo, cuyo espíritu es la soberbia. Soberbia que, sobre todo, ambiciona la honra; y así un entierro lujoso de un difunto no es más que la última procesión altiva de la persona espiritualmente muerta hace mucho tiempo».
Jesús de Nazaret, GEJ 01.103.1-2
Tanto amó Dios
«Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna».
Juan 3:16
«Debido a que vosotros, los humanos de esta tierra, habéis surgido justamente del Amor puro de Dios, es decir, vosotros mismos sois el Amor de Dios, nosotros, los ángeles, que somos seres provenientes de la sabiduría de Dios, no debemos perturbaros ni en lo más mínimo durante vuestra existencia en vuestro desarrollo libre que proviene de vuestro amor original de Dios».
Un ángel, GEJ 06.190.5
El cielo pasará
«El cielo y la tierra pasarán, pero Mis Palabras no pasarán».
Mateo 24:35
«Aún pasará mucho tiempo antes de que la Tierra entregue a todos los prisioneros (es decir, a los espíritus atrapados en la materia); porque la Tierra es actualmente (en el año 1,847) aún un gran conglomerado. Sí, transcurrirán aún algunos millones de años terrestres, donde la Tierra pasará por su última prueba de fuego en el fuego del sol. Lo que pueda ser disuelto y liberado allí, alcanzará la libertad; pero lo que el fuego del sol no pueda disolver, lo que no se vuelva líquido en este fuego, permanecerá como escoria eternamente, como una prisión de los más malvados, y esto será la última y eterna muerte».
Jesús de Nazaret, La Tierra, Tie 55.9
Yo soy la Verdad
«Jesús le dijo: Yo soy el Camino, y la Verdad, y la Vida».
Juan 14:6
«Yo Mismo soy la Verdad, el Reino de Dios, la Resurrección y la Vida eterna. El que cree en Mí, obtendrá la Vida eterna, ya que Yo lo resucitaré en el último día. Quien permanece en Mí en la Fe y en el Amor, Yo también permanezco en él; pero en quien Yo permanezco, él ya tiene Vida eterna en sí mismo y nunca verá, sentirá ni probará la muerte».
Jesús de Nazaret
GEJ 10.9.4
5° mandamiento
«No matarás».
Éxodo 20:13
«No debes destruir, ni a ti mismo, ni todo lo que es de tu hermano; porque la preservación es la ley fundamental eterna en Dios mismo, por lo tanto, Él es eterno e infinito en Su poder. Pero, ya que en la tierra también el cuerpo del hombre es necesario para la educación eterna del espíritu hasta el tiempo determinado por Dios, entonces, sin un mandato expreso de Dios, nadie tiene el derecho de destruir ni su propio cuerpo ni el de su hermano por su propia voluntad».
Juan apóstol
El Sol Espiritual, SolE 2.78.11
El Verbo
«En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios».
Juan 1:1
«En el fondo, o también en la causa primordial (de todo ser), estaba la luz (el gran pensamiento sagrado de la creación, la idea esencial). Esta luz no solo estaba en, sino también junto a Dios, es decir, la luz emanaba de Dios como contemplación esencial y, por lo tanto, no solo estaba en, sino también junto a Dios, y de cierta manera rodeaba el ser primordial divino, lo que parece establecer ya el fundamento para la futura encarnación de Dios, lo que se hace evidente de forma muy clara por sí mismo en el texto siguiente».
El Señor, GEJ 01.1.6
Pecador
«¿Sabes quién es un pecador?, Yo te lo digo: ¡el que no tiene amor es un pecador!».

El Niño Jesús de Nazaret
Infancia de Jesús, IJ 172.21
La vida verdadera
«El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna».
Juan 12:25
«Quien ama la vida de este mundo perderá la verdadera vida del alma; pero el que no la ama y huye como es, la ganará, es decir, la verdadera vida eterna del alma».
Jesús de Nazaret
GEJ 07.1.12